Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
13:37
h
URGENTE

Un traslado bañado por el sol

El Gran Poder vuelve a casa rodeado de los cientos de jiennenses que lo acompañan

Con el sol más radiante de media tarde, El Gran Poder salió de la Catedral para volver, al fin, a su casa, la parroquia de la Santa Cruz. Todo un acontecimiento que unió a cientos de jiennenses en la Plaza de Santa María, totalmente expectantes.

Desde bien temprano, la Cofradía del Gran Poder comenzó a prepararse para realizar el solemne traslado de su trono. Una vez en la Catedral, el ajetreo fue constate. Los cofrades que acudieron para acompañar a su Señor y los costaleros se mostraban nerviosos y, sobre todo, ilusionados por volver a poner al Gran Poder en las calles jiennenses. Sin embargo, esta vez lo harían de un modo totalmente contrario a como lo habían imaginado: a plena luz del sol. “Esto es algo totalmente extraño para la hermandad, pues, por sus reglas, sale de madrugada, pero como es un traslado debemos hacerlo lo antes posible. Y, ahora sí, el tiempo nos va a dejar. Gracias a Dios”, explicó Alberto Amate, hermano mayor de la cofradía.

El Gran Poder obtuvo su decreto de hermandad el 18 de diciembre de 2017, por lo que, según contó Amate, tuvieron que trabajar muy duro para poder participar en la Semana Santa de Jaén este año. Un enorme esfuerzo que dio su fruto el pasado Viernes Santo en la madrugada, fecha y momento que el que esta procesión sale a la calle. Un estreno que el pueblo de Jaén acogió de la manera más cálida, pues no hubo un solo vecino del barrio de Peñamefécit que no fuera a recibir a su Señor, tal y como lo describieron algunos cofrades durante el recorrido por calles como Gran Capitán, donde recibió una bonita “petalada”. Sin embargo, los pétalos de flores no fue lo único que calló sobre este paso, ya que la lluvia empezó a hacer acto de presencia cuando el trono se encontraba próximo a la Catedral. Por ello, sobre las nueve de la mañana, El Gran Poder tuvo que refugiarse bajo su techo, donde permaneció hasta la tarde de ayer.

Este traslado volvió a congregar a muchísimas personas a su alrededor. Tantas que a penas cabía un solo alfiler en las aceras de las calles de su recorrido, el cual se correspondió con el mismo itinerario que la hermandad tenía planeado hacer durante la madrugada para volver a su casa. “Creo que, una vez más, no deja de sorprendernos la ciudadanía de Jaén por el apoyo tan grandísimo que estamos teniendo. No tenemos con qué pagar el cariño que recibimos de la ciudad”, confesó Amate.

Personas que, con la luz del sol directamente sobre las seis imágenes que componen el trono del Cristo del Gran Poder, pudieron ver algunos de los detalles más curiosos que caracterizan a cada una de las tallas. De nuevo, fue el sorprendente centurión montado a caballo el que atrajo más miradas, aunque los más agudos se percataron de una atípica singularidad en la imagen del sayón, quien tenía un “piercing” en su pecho. Algo sobre lo que una señora comentó: “¡Qué moderno!”.

Así, El Gran Poder continuó su camino “oficial”, en el que, cada vez más, los jiennenses descubrieron los detalles más minuciosos que tienen cada una de sus tallas. Durante su periplo hubo una parada muy especial en “Millán de Priego”, donde una saeta puso la emoción única de la música a este traslado que, desde que salió, lo hizo en un solemne silencio.

Así, sobre las nueve de la noche, El Gran Poder llegó a su tan querido hogar. Al fin pudo ver completado su recorrido inicial. Y, a pesar de haber estado fuera de casa tanto tiempo, bien pareció que no quería recogerse aún, que quería seguir sintiendo al pueblo de Jaén solo unos instantes más antes de que las puertas se cerrasen hasta el próximo Viernes Santo.

Titular vinculada
2plelepepe
idcon=13250810;order=24

En Fuente de Buenora había peligro por la señal de un paso de peatones que estaba a punto de desprenderse, y a la entrada de Jabalcuz lo que cayó fue un cartel publicitario. También había un cana ón suelto en la calle Pi ntor Francisco Baños y una puerta con riesgo en Virgen de la Cabeza. De igual modo se desprendieron tejas en Bernardo López, mientras que en la Avenida de Madrid ívolaronî luces de Navidad.

La provincia estuvo en alerta por viento, lo que hizo qlo que hizo que municipios como Mengíbar y Albanchez de Mágina sufrieran ue hizo qfrieran ue hizo qlunicipios como lunicipios como Mengíbar y Albanchez de Mágina sufrieran ue hizo qlunicipios como Mengíbar y Albanchez de Mágina sufrieran ue hizo qlo que hizo que municipios como Mengíbar y Albanchez de Mágina.