Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
16:40
h
URGENTE

La Real Cofradía de Jesús Resucitado encargó, hace unos meses, a la casa lucentina Paula Orfebres, que lleva más de treinta años dedicada al Arte Sacro y Cofrade, la parihuela que formará parte del nuevo paso llevado a costal de la Señora de la Paz, encargo ya finalizado.

La parihuela tiene unas medidas de 2,10 metros de ancho, 3,50 metros de largo y 1,65 metros de altura. Fue realizada íntegramente en aluminio, material de reducido peso, gran fuerza y resistencia, y que apenas cuenta con requerimientos de mantenimiento debido a que no se oxida ni se alabea. Cuenta con seis trabajaderas, realizadas en madera con las aristas redondeadas y regulables en alturas. Las patas cuentan con zancos telescópicos que permitirán, en un futuro, la salida con paso de palio desde la iglesia de San Nicolás de Bari.

La parihuela se encuentra actualmente en Córdoba, en concreto en el taller del diseñador del paso de Nuestra Señora de la Paz José Carlos Rubio Valverde. La cofradía, tras diferentes deliberaciones, decidió decantarse por el encargo de la primera fase de los respiraderos del futuro paso a este taller. Este pedido constituye el trabajo de ebanistería definitivo de los mismos, frente a la opción más recurrente basada en respiraderos provisionales tapizados. Estos se están realizando en madera de cedro, todo con vistas a que el conjunto, en su primera fase, pueda ser estrenado en la estación de penitencia que la cofradía realizará el Domingo de Resurrección de la Semana Santa de 2019.