Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
14:34
h
URGENTE

Radiante domingo de celebración

Los marteños abarrotan la Plaza de la Fuente Nueva para ver el tradicional encuentro

Tiempo primaveral el que acompañó a la Cofradía de Jesús Resucitado y María Santísima de la Esperanza durante todo su recorrido. Un Domingo de Pascua que puso el punto final a una Semana Santa de luces y sombras, en la que seis de las doce hermandades marteñas no pudieron realizar, con normalidad, su procesión. Sin embargo, un sol radiante y unas temperaturas por encima de los quince grados fueron las que marcaron la última jornada de la semana grande de la ciudad de la Peña. Dos colores representan a esta congregación, como son el rojo pasión, que acompaña a la imagen de Jesús y, el verde esperanza, que lleva el cortejo de la Madre de Dios.

La salida se realizó sobre las diez y cuarto de la mañana, desde la iglesia parroquial de San Amador y Santa Ana, lugar en el que se congregaron numerosos marteños para disfrutar de unos de los sitios de interés del recorrido. Junto a este, los vecinos de la ciudad destacan el tradicional encuentro que la cofradía realiza en la Plaza de la Fuente Nueva y que este año, una vez más, estuvo abarrotada para presenciarlo, así como la subida que realizan de vuelta a su santuario por la calle Real. El trayecto discurrió por la plazoleta de San Amador, La Fuente, Huertas, Fuente del Baño, San Francisco, Plaza Fuente Nueva, Campiña, Plaza del Llanete, Real, Plaza de la Constitución, La Fuente hasta su templo. Durante el mismo, ambas imágenes estuvieron acompañadas con la Agrupación Musical Santísimo Cristo de la Salud, de Alcalá la Real, y la Agrupación Musical Maestro Soler, del propio municipio así como por miembros de las juntas de gobierno de cada una de las Hermandades locales y por varios integrantes de la Unión Local de Cofradías.

Por otro lado, el Cuerpo Nacional de Policía, que hace unos años fue nombrado hermano honorífico de la cofradía, escoltó, con varios agentes durante todo el recorrido, a las dos tallas de la congregación. Durante esta Semana Santa y debido a las inclemencias meteorológicas, se quedaron sin efectuar su procesión las hermandades de la Borriquita, Desamparados, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santo Entierro, que tuvo que variar su itinerario, y la Soledad, que a pesar de intentarlo tuvo que volverse rápidamente a su templo por la lluvia.

La Policía Local se encargó durante estos siete días de señalizar y regular el tráfico por las calles por las que discurrirán las diferentes hermandades marteñas así como por aquellas otras colindantes que influían en el itinerario fijado. La plantilla estuvo compuesta por una media de siete agentes en cada turno durante estos días de celebración, a excepción del Viernes Santo dónde estaba previsto que intervinieran el conjunto de la plantilla, dado que coincidían tres desfiles procesionales. Además, el parquing del Mercado de Santa Marta estuvo abierto las veinticuatro horas del día y se habilitó, temporalmente y debido a las obras, el paso por la calle Adarves hasta San Bartolomé para facilitar una vía de salida desde la Plaza de la Constitución cuando por La Fuente se realizara una procesión. Con respecto al estacionamiento de vehículos, se prohibió el mismo en las calles colindantes al templo desde dos horas antes de la salida de cada una de las Cofradías y se mantuvo hasta el final del desfile procesional. Además, Cruz Roja y Protección Civil establecieron diferentes puntos de asistencia y atención sanitaria en los lugares más concurridos de la ciudad de La Peña con el objetivo de atender cualquier tipo de incidencia o emergencia, tanto para los cofrades que participaran en el cortejo como para los vecinos.