Actualizado
viernes, 22 marzo 2019
20:56
h
URGENTE

La patrona, en la gloria del paso de palio de La Soledad

La pieza, de Fernando Caro, sella el hermanamiento entre ambas cofradías
Ver comentarios
  • FRATERNIDAD. Jesús Pegalajar y Enrique Caro, junto a las piezas, en presencia de miembros de sus juntas de gobierno, en San Ildefonso.
    FRATERNIDAD. Jesús Pegalajar y Enrique Caro, junto a las piezas, en presencia de miembros de sus juntas de gobierno, en San Ildefonso.

El Colegio Oficial de Procuradores fue la última entidad en adherirse a la “nómina” de colectivos hermanados con La Soledad, pero no es la única. Y es que, a finales de 2015, el colectivo de la tarde del Viernes Santo hizo lo propio con el de la patrona de Jaén, la Virgen de la Capilla, Señora de la basílica de San Ildefonso con cuya hermandad le unen, además de la sede canónica, “vínculos institucionales, espirituales e incluso personales”, en palabras del gobernador de El Yacente, Jesús Pegalajar. “Estamos muy contentas, ambas entidades, de refrendar nuestro hermanamiento”, asegura Pegalajar en referencia al acto que, el domingo, celebraron en el templo común.

Durante la cita, el hermano mayor de La Capilla, Enrique Caro, en representación de su cofradía, entregó a La Soledad una pieza octogonal, preciosamente elaborada, del artista Fernando Caro, que figurará en el techo de palio de la Dolorosa en su salida procesional. La gloria —así se denomina—, que está pintada al óleo y plasma con gran realismo y matices la imagen de la patrona jiennense, privilegia a La Soledad al ser esta la única hermandad pasionista que hace presente esta devoción en tal ubicación. Por su parte, El Yacente correspondió a la donación con un montaje gráfico alusivo, del fotógrafo local Manuel Quesada Titos.

La gloria será uno de los más significativos estrenos de la comitiva funeral junto con la restauración del trono del Señor, un trabajo realizado por el tallista arjonillero Juan Carlos García cuyo resultado califica de “magnífico” Pegalajar. Además, otra donación —en este caso una pequeña imagen de la Virgen del Carmen— figurará en el frontal del respiradero del palio, cuyos varales también han sido objeto de labores de enderezamiento en su parte interior, una “novedad” menos llamativa pero de vital importancia para mantener intacta la estética de uno de los pasos más hermosos de la Pasión jiennense.

La enlutada cofradía apura los últimos días de la Cuaresma con la celebración de su solemne quinario, predicado por Ramón López Pozas e ilustrado musicalmente por el dúo In excelsis.