Actualizado
jueves, 25 abril 2019
22:47
h
URGENTE

La Borriquilla visita el Paseo de los Álamos

La lluvia respeta la procesión del Domingo de Ramos, en el que la cofradía de los jóvenes evidencia su pujanza
  • EN LA CALLE. El trono de la Borriquilla después de su salida.
    EN LA CALLE. El trono de la Borriquilla después de su salida.

La procesión de la Borriquilla se consolida en horario de tarde. Los jóvenes de la hermandad de este nombre demostraron su capacidad de trabajo y coordinación. A pesar de los cielos nublados y de la posibilidad de precipitaciones, la procesión en la que salieron a la calle los pasos de la Entrada de Jesús en Jerusalén y de la Virgen de la Estrella, estrenó itinerario, más prolongado. La salida se produjo con tres cuartos de horas de retraso porque a las seis lloviznaba. Discurrió por las calle Angustias, Miguel de Cervantes —de los Caños— y Álamos, antes de entrar, por primera vez, en el Paseo. Después prosiguió por Pradillo, Veracruz, El Llanillo y la Plaza del Ayuntamiento, antes de regresar a la iglesia de partida.

Entre los estrenos se encontraba otra fase del manto de la Virgen de la Estrella

El cortejo contó con la presencia de la Agrupación Musical Nuestra Señora de las Angustias —incluida su sección juvenil— y una banda del municipio granadino de Cúllar Vega. Cientos de personas acompañaron los pasos a lo largo de todo el recorrido. Este año los estrenos fueron el de una nueva fase del manto de Nuestra Señora de la Estrella, boradado por Pedro Gálvez; las ropas de las imágenes secundarias del misterio y las varas de la presidencia. Por la mañana se bendijeron en la Plaza del Ayuntamiento las palmas empleadas en el desfile. La cofradía de la Borriquilla es uno de los colectivos cofrades más dinámicos de Alcalá la Real y está en proceso de independizarse de su matriz, la Hermandad de las Angustias.

DISCURSo. El pregón de Semana Santa no se pronunció este año el Viernes de Dolores, al coincidir con la Noche de Lumbres y Tambores, sino el sábado. El encargado fue el párroco de Castillo de Locubín Antonio José Morillo, un sacerdote muy vinculado con Alcalá la Real, en particular con la aldea de Santa Ana. Fue presentado por Sergio Armenteros. El acto fue en el teatro. Por otro lado, a las siete de esta tarde, si el tiempo lo permite, se celebra en los arrabales de la Mota el viacrucis infantil, con salida en San Juan.