Actualizado
martes, 21 mayo 2019
04:47
h
URGENTE

El Jueves Santo queda aguado

El Señor de la Humildad no sale, aunque hay una ofrenda a Jesús Nazareno

El ambiente desapacible y lluvioso deslució el Jueves Santo. De hecho, la procesión vespertina, a cargo de la Muy Antigua Hermandad del Señor de la Humildad y María Santísima de los Dolores, no pudo salir finalmente. Los dos titulares que dan nombre al colectivo permanecieron en andas dentro de la iglesia de Consolación y recibieron la veneración de sus fieles. Después de la misa vespertina, ante los cielos encapotados y la lluvia, la cofradía optó por de comenzar el desfile, en el que estaba prevista la presentación de los cetros de presidencia, así como la puesta de largo de las tulipas del trono del Cristo y de los faldones y los valores del paso de palio. De esta manera, ocurrió exactamente igual que el Miércoles Santo, cuando la llovizna imposibilitó el vía crucis del Cristo de la Salud.

En cambio, ayer, una pausa en las precipitaciones permitió la celebración, a mediodía, la ofrenda al Nazareno promovida por la Real Cofradía de Nuestra Padre Jesús y Santa Caridad. Se colocó un puesto de venta de flores a la entrada del templo. También interpretó marchas la agrupación musical.

La Semana Santa alcalaína llega hoy a su jornada principal, con tres procesiones previstas, marcada por la incertidumbre. El pronóstico meteorológico, con viento de levante, apunta a que no lloverá durante todo el día, de manera que es muy probable que pueda salir a la calle el matinal, con varias cofradías y final en torno a las dos de la tarde.