Actualizado
sábado, 24 junio 2017
22:15
h
URGENTE

Catorce cofradías en la calle para la Semana Santa chica

Los protagonistas de la cita emplean hora y media en recorrer el itinerario
Ver comentarios
  • ENTREGA. Pequeños auxiliados por personas de mayor edad portan y dirigen un paso en la procesión ubetense.
    ENTREGA. Pequeños auxiliados por personas de mayor edad portan y dirigen un paso en la procesión ubetense.

La Semana Santa “Chica” volvió a celebrarse, un año más, en la ciudad, y ya van catorce ediciones donde los más jóvenes son los protagonistas de esta cita, que genera gran expectación. La procesión contó con cientos de menores con edad máxima de dieciséis años congregados en catorce agrupaciones, el mismo número que en 2016.

Durante más de una hora y media se lucieron por las principales calles del casco histórico. Este año con cambio de fecha, pasó de celebrarse al sábado 6, y no en domingo, como siempre. El horario de llegada a la Plaza de San Pedro, que en esta ocasión fue el punto de partida, fue paulatino, comenzando por la Cofradía del Borriquillo, a las 18:50 horas, seguida por otras como la Santa Cena, la Humildad o la Sentencia, para cerrar la comitiva con el Resucitado, que empezaba su recorrido hacia las 20:00 horas. Los participantes pasaron por la calle Real, donde hicieron una parada en el teatro Ideal Cinema, en el que se habían instalado tribuna de venias.

Además visitaron la Cruz de Costaleros en Santa Clara, la Virgen de Gracia y la iglesia de Santa María. Los participantes portaron desde cruces de guía y bandas de encabezamiento que contaban con diferentes instrumentos musicales hasta tronos adaptados, que fueron transportados por costaleros que rotaban. Todo ello, para revivir una Semana Santa en la que, además de protagonistas, encarnan las mismas funciones que las personas mayores desarrollan los días de la Pasión en la ciudad. Salvador Molina López, presidente de la Asociación Cultural del Sudario, encargada de organizar la cita en colaboración con el Ayuntamiento ubetense y la Asociación Cultural Cofrade, aclara que el objetivo de esta iniciativa es inculcar la cultura procesional a los más jóvenes del municipio de un modo peculiar, ya que pueden participar todos los que estén interesados en ello y sean aficionados al mundillo de la Semana Santa. Además asegura que cada año son más los vecinos que asisten a gozar de esta singular convocatoria, y calcula que alrededor de “mil personas entre padres y público son lo que se acercan a disfrutar de la procesión con los pequeños”, por lo que esperan seguir con esta gran aceptación con vistas a los próximos años. Esta original iniciativa, que cada vez es más popular entre los ubetenses, se está convirtiendo ya en una tradición que además de ser un día especial para los jóvenes, supone una manera de inculcar la Semana Santa a todas las generaciones.