Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
10:12
h
URGENTE

Industria de bandera

Reconocimiento a la valentía de Stevia del Condado, una apuesta por la comarca
Ver comentarios

Juan Antonio Requena, José Antonio Madrid, Diego Requena, Javier Pérez, Manuel Justiniano y Andrés Jiménez salieron al escenario de la Gala de los Premios Jiennenses del Año 2017 como el equipo que son, un grupo de valientes que lograr ganarse la vida con una planta, de la especie “stevia rebaudiana” de la que se obtienen beneficios como endulzante, un producto que está de moda, como sustituto al azúcar. “Es un verdadero orgullo recoger un premio de estas características. Nos sorprende”, admitió Requena, que dejó claro que el reconocimiento es de justicia compartirlo con todos los productores de su materia prima, con el Ayuntamiento de Santisteban, con los centros de apoyo al desarrollo empresarial, con la Asociación para el Desarrollo de la Comarca de El Condado, por la Junta y con sus distribuidores. “Siempre decimos que Jaén merece mucho más. La medalla de oro la tiene la industria del aceite, pero hay una gran industria agroalimentaria a la que hay que hacer extensivo el premio. No nos queremos conformar con la de plata”, dejó claro. Y tienen mimbres para lograrlo, por sus particularidades, los productos que comercializa Stevia del Condado no incluyen gluten, por lo que son aptos para los celiacos, y su consumo resulta beneficioso también para personas con problemas de diabetes.

Si a todos sus logros se añade la apuesta por los productores del entorno —la planta se cultiva en municipios jiennenses como Santo Tomé, Arquillos y Guarromán, entre otros— y la generación de empleo en su zona de acción, queda clara la responsabilidad social que practica esta firma, que, no en vano, acumula certificaciones de primer nivel y reconocimientos, a los que suma la concesión del galardón que entrega Diario JAÉN.

“Alternativas al olivar”
idcon=13367504;order=9

El director general de Stevia del Condado, Juan Antonio Requena, no ocultó su satisfacción y sorpresa por la concesión de una distinción, como el Premio Jiennenses del Año 2017, en la modalidad de Iniciativa, que reconoce la apuesta emprendedora que él y sus compañeros pusieron en marcha hace aproximadamente cuatro años. “Nuestra filosofía es generar riqueza en la provincia y ofrecer alternativas que, sin quitar importancia al olivar, sean viables para diversificar la economía jiennense; siempre con Jaén por bandera allá por donde vamos, por lo que ser Jiennenses del Año nos visibiliza y difunde nuestro trabajo”, argumenta, convencido de las bondades de este cultivo propio, en régimen ecológico, responde a las cualidades medicinales de esta planta, altamente saludable y que se presenta como un perfecto sustituto del azúcar y los edulcorantes químicos actuales.