Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
10:46
h
URGENTE

Historia de una escalera

Ver comentarios
  • El director de Diario JAÉN, Juan Espejo, se dirige desde el escenario al público que se dio cita en la gala Jiennenses del Año 2017 en la Institución ferial.
    El director de Diario JAÉN, Juan Espejo, se dirige desde el escenario al público que se dio cita en la gala Jiennenses del Año 2017 en la Institución ferial.

Fue anunciada su presencia y hasta el escenario que subía Juan Espejo, introductor de la Gran Gala de los Jiennenses, con una única compañía que se atisbaba en el inmenso escenario preparado para esta ocasión en la Institución Ferial, una maleta, la maleta viajera. Pero antes de descubrir los tesoros que contenía quiso contar la historia de una escalera, la escalera imaginaria que los jiennenses subimos y bajamos mientras otras tierras hermanas no lo hacen y por eso avanzan más. “Caminábamos juntos no hace tanto, pero ellos han avanzado más que nosotros, porque tenemos en medio la escalera y hay que subir y bajar sus peldaños, dijo el director de Diario JAÉN, dibujándola imaginariamente en el aire. “El futuro llega si somos capaces de quitar la escalera” subrayó convencido para apostillar: “Nuestro futuro está en inventarlo todo de nuevo”. No hizo requiebro alguno sobre pasado y presente y se congratuló de ser parte del mañana como medio de comunicación con vocación provincial y de servicio exclusivo a los jiennenses. Bromeó Juan Espejo con los presentes sobre algunos dichos antiguos sobre el periódico, como el de “si quieres ver a Zarrías, lee JAÉN todos los días” y le preguntó con ironía al obispo, presente en la Gala, “si bautizábamos ahora al periódico como el ‘quitapecados’, porque más patrones, más vírgenes y más medallas no podemos dar”, relataba entre la sonrisa generalizada. Caminando de lado a lado del escenario, se congratuló de vivir en Jaén y de servir a Jaén desde un medio de comunicación cuya vocación de servicio está fuera de toda duda y confesó a los presentes que quizá también el futuro del periódico pasaba por reinventarse y anunció entonces que se había preparado un vídeo del nuevo Diario JAÉN, que fue visionado con atención en la gran pantalla instalada. “¿Hay alguien que le dé futuro al papel? Yo sí”, puntualizó, al tiempo que destacó su convencimiento de la importancia de que convivan nuevas formas de comunicación, nuevos hábitos de lectura y de la sociedad siempre desde el rigor y la seriedad. “Diario JAÉN quiere vertebrar esta tierra desde la alegría, la ilusión y el positivismo —la resignación, la apatía y la falta de combatividad queremos desterrarlas completamente de nuestro vocabulario y de nuestro debe—, por eso planteamos un periódico que le presentamos hoy completamente nuevo”. Y tras el vídeo, llegaba el momento más sorprendente de la noche por inesperado. Juan Espejo cogió una maleta antigua de color marrón claro y anunció que con ella había recorrido durante los últimos tres años la provincia de Jaén entera. “De la A a la Z, desde Pozo Alcón a Marmolejo, y desde Segura de la Sierra hasta Alcalá la Real . Visitando colegios, de romerías y de medallas, en talleres de prensa y en encuentros con colectivos. “Es mi compañera inseparable y tiene lo suficiente para un viaje ilusionante con ustedes”. afirmó el director de Diario JAÉN, para abrir después la maleta y dar a conocer al público su contenido. Desde una libreta con la que tomar siempre nota de todo a una corona para sentirse reyes y reinas cuando la vida venga de lado o un gran corazón para querer primero, “que para que a uno lo quieran tiene que querer primero”, dijo emocionado. O las tres “P” que según Juan Espejo conforman su identidad más íntima: Paciencia, Prudencia y Perseverancia, aprendido de su padre, allí presente y a quien se lo dedicó “a sus 92 años” y anunció que él le había añadido otras dos “P”, las de Pasión y Periodismo, para acabar igual que había empezado: “No se olviden que el futuro de Jaén llegará si somos capaces de quitar la escalera”.