Actualizado
miércoles, 26 septiembre 2018
12:54
h
URGENTE

Una fiesta con gran tirón

La cifra de comensales supera con creces la población de Frailes
  • CONVIVENCIA. Asistentes a la comida ofrecida en el recinto ferial de las Eras del Mecedero disfrutan de momentos de encuentro.
    CONVIVENCIA. Asistentes a la comida ofrecida en el recinto ferial de las Eras del Mecedero disfrutan de momentos de encuentro.

La lluvia deslució la “XX Jornada Vinícola y Gastronómica de Frailes”, aunque se cumplieron las previsiones de participación. El número de asistentes al acto principal, una comida con viandas tradicionales, rondó los dos mil, lo que significa que en el recinto de las Eras del Mecedero se congregó una cantidad de asistentes superior a la población actual del municipio —por debajo de los mil ochocientos habitantes—. El presupuesto, conforme a los datos del regidor, rondaba los treinta mil euros.

El alcalde, José Manuel Garrido, remarcó la afluencia de muchas personas procedentes de fuera de la villa, principalmente de las provincias de Jaén, Granada y Málaga. El almuerzo, elaborado por un equipo que dirigió el cocinero Miguel Montes, constó de olla podrida —a base de garbanzos y habichuelas—, carne y dulces típicos. Junto con los caldos autóctonos se degustaron cerveza y refrescos. Según las estimaciones de Garrido se consumieron unos mil doscientos litros de vino, tanto embotellado como a granel. El precio de la entrada era de cuatro euros para las personas empadronadas en Frailes, y diez para los foráneos. Después de la comida actuó, en la carpa, el grupo Vinilos, que amenizó la sobremesa con su ritmo pegadizo. Este año, la barra estaba gestionada por alumnado del colegio Santa Lucía, para ayudar al viaje de estudios.

El acto que abrió el día se celebró en la Casa de la Cultura Michael Jacobs. Después de la presentación tomó la palabra el pregonero de la fiesta, Juan Vilar, un consultor con dilatada trayectoria. El orador, natural de Chilluévar y afincado en Jaén, explicó los motivos que lo llevaron a aceptar la invitación del Ayuntamiento y expuso su relación con el aceite y el vino.

previa. La celebración tuvo un prólogo de nivel. Por la noche en el popular barrio de la Plaza de toros —en la zona de la calle Santo Rostro— se degustaron morcilla y otras viandas fraileras y vino del municipio. La agradable temperatura y la ausencia de lluvia propiciaron que esta actividad del viernes por la noche congregara a cientos de personas.

Unas horas antes se vivió la inauguración del puente colgante —el primero de carácter urbano de la provincia—, que forma parte del Parque Multiaventura de Frailes. La pasarela, situada a decenas de metros de altura, une las inmediaciones del Ayuntamiento con el entorno de las pistas deportivas Manolo el Sereno. El servicio es gestionado, junto con la tirolina, por la empresa Guadalquivir Activo. El uso de ambas atracciones se complementa con otras actividades, como el “paintball” y el tiro con arco. Antes de la inauguración hubo una exhibición del Jaén Paraíso Interior Fútbol Sala.

La iniciativa forma parte de un proyecto municipal que se completa con el hotel balneario, que abrirá en 2019, y el área para el estacionamiento de autocaravanas.

Un espacio para mostrar los productos de calidad
idcon=13261042;order=9

Una de las utilidades de la “Jornada Vinícola y Gastronómica” es la presentación, dentro de un marco con miles de visitantes, de los productos de calidad de la agroindustria local. En este sentido se colocaron expositores en el entorno del recinto ferial de las Eras de Mecedero para que el público tuviera la opción de probar y adquirir los artículos de calidad. En este sentido, destacaron las empresas Quesos Artesanos de Frailes, así como los embutidos de La Abuela Laura, así como las distintas creaciones de las panaderías fraileras.

En los últimos años se vive una eclosión de negocios familiares de este tipo, con frecuencia apoyados por la Asociación para el Desarrollo Rural de la Sierra Sur (Adsur). Estos negocios, junto con Bodegas Campoameno, han creado puestos de trabajo y repercuten de manera positiva en la economía.