Actualizado
viernes, 24 mayo 2019
20:34
h
URGENTE

El chachepó de Linares opta al mejor dulce de Cuaresma

Andalucía Directo muestra la elaboración del postre desde la cafetería Excelsior
  • EN EXCELSIOR. Pablo Morís, el reportero Eloy Moreno y Mina Rull piden el voto para el chachepó mientras lo prueban.
    EN EXCELSIOR. Pablo Morís, el reportero Eloy Moreno y Mina Rull piden el voto para el chachepó mientras lo prueban.

Poquitas cosas hay más de Linares —como suele decirse— que el chachepó, un dulce típico que, aunque se come durante todo el año, cobra más importancia en los cuarenta días previos a la Semana Santa. Nada de raro tiene pasear por las hermosas calles de la ciudad y ver a alguien degustar un café con leche acompañado de este postre que rezuma tradición en Linares y que comercializa la cafetería Excelsior, hasta donde se trasladó el equipo de Andalucía Directo para mostrar cómo se hace un buen chachepó.

En este sentido, Canal Sur ha emprendido un periplo por los mejores rincones de Andalucía con un objetivo, que no es otro que el de averiguar cuál es el mejor dulce de Cuaresma. Esta misión los llevó hasta Linares, desde donde sale el último candidato a ganar el concurso. El chachepó es un bizcocho empapado en anís y la cafetería Excelsior fue el escenario elegido para mostrar, desde su cocina, cuál es el secreto para obtener el más exquisito. Los ingredientes necesarios para elaborar este postre tan típico de la Ciudad de las Minas son seis. Solo se necesita harina, huevo, azúcar, yema, almidón y licor, para el baño final. El procedimiento a seguir es muy sencillo. En primer lugar, Pablo Morís, propietario de Excelsior, describió el dulce como “explosivo” y mostró, paso a paso, cómo tiene que elaborar un chachepó de excepción.

En primer lugar se deben emulsionar dos huevos junto con las yemas. Después se le añade la harina y el almidón para que la masa del dulce tome consistencia. Una vez hecha, se vierte sobre los moldes cilíndricos, que son los que le dan forma al postre, y se meten en el horno. Una vez hechos, los chachepó se dejan en remojo, durante un día entero, en un almíbar previamente elaborado con azúcar, agua y anís. ¿El resultado? Una delicia “made in” Linares que se deshace en la boca de quien lo prueba. Asimismo, se trata de una tradición que, hasta hace poco, estaba a punto de perderse. Fue Morís y su familia, desde Excelsior, quienes decidieron recuperarlo. Crearon una marca registrada, y ahora venden los chachepó como roscos. También hubo tiempo durante la conexión en directo del programa para hablar sobre el origen de su nombre, que no proviene de otro sitio que de una expresión muy linarense que significa alegría y pasarlo bien. Para conseguir que el chachepó gane como mejor dulce de Cuaresma basta con dar “me gusta” a la publicación en el perfil oficial del programa en Facebook.