Actualizado
miércoles, 23 mayo 2018
13:50
h
URGENTE

Condepols fabrica sacas para almacenar residuos nucleares

La compañía contempla una inversión de un millón de euros para este año
  • CAPACIDAD PRODUCTIVA. José Manuel Muriel en el área de fabricación de mallas de Condepols.
    CAPACIDAD PRODUCTIVA. José Manuel Muriel en el área de fabricación de mallas de Condepols.

Proyecto de envergadura. La compañía Condepols, un referente para el sector del plástico, trabaja en la fabricación de contenedores especiales para albergar residuos nucleares. Lo hace por encargo de una empresa especializada de Estados Unidos. En enero, ya entregó al cliente 11.500 unidades y ya cuenta con un segundo pedido de igual tamaño en puertas.

El presidente de Condepols, José Manuel Muriel, se muestra muy ilusionado con el proyecto. Destaca por el material tan sensible que se almacena resulta muy complicado desde el punto de vista tecnológico, hasta el punto de que se ha tardado un año en estar en condiciones de elaborarlo. “Somos la única empresa europea en condiciones de hacerlo. Hasta ahora usaban contenedores metálicos, muchos más caros”, resume. Muriel remarca que la iniciativa genera “mucho trabajo”.

Los planes del equipo directivo pasan por mantener la línea de crecimiento. Una de las líneas maestras de la estrategia radica en potenciar la presencia en los mercados internacionales. En 2017 el 70% de la facturación se hizo en España y la idea es que las exportaciones supongan la mitad de los ingresos. Por otro lado, José Manuel Muriel adelanta que se insistirá en el plástico tecnológico —un artículo que combina plástico y madera, muy versátil—. De cualquier modo se continuará con los artículos habituales de Condepols: los contenedores y las mallas.

Para aumentar la competitividad, existe un plan de inversión, con una dotación conjunta de un millón. La mitad de esa cuantía se dedicará a la adquisición de maquinaria a la última y también se empleará dinero en “software” informático y laboratorios.

El empresario carolinense pone el acento en que la expansión también repercute en la creación de empleo. En la actualidad, el número de trabajadores de Condepols se sitúa en unos 120 —sin contar con los de las cooperativas, alrededor de 80—. “Subiremos los sueldos una vez que se apruebe el convenio colectivo del sector”, adelanta. En los últimos meses se realizaron mejoras en las instalaciones, para esmerar la limpieza y el orden en la distribución de espacios, maquinaria y mercancías. Además, Condepols prepara una campaña de publicidad, con especial énfasis en la madera tecnológica.

DESEO. Sobre el Llano de Mazuelos, Muriel precisa que debe esperarse al momento adecuado para el que el sector inmobiliario esté lo suficientemente recuperado. “No tendría sentido en una empresa que ha pasado por la situación de Condepols y ahora funciona bien endeudarla en un traslado que no es imprescindible”, sostiene. El proyecto ya está definido y prevé naves y una gran torre.

casi el doble de ingresos en cinco años

Muriel detalla que la evolución económica de Condepols es mejor de la esperada. Para 2018 se prevé una facturación de 26 millones de euros, casi el doble que la de 2013, cuando compró la compañía. En este tiempo la representativa empresa ha pasado de arrastrar números rojos —pérdidas de medio millón— a unos beneficios estimados en tres millones.