Actualizado
jueves, 27 abril 2017
23:49
h
URGENTE

Una primavera para descubrir Los días de la nieve

La obra sobre Josefina Manresa protagonizada por Rosario Pardo se estrena el 28 en Quesada
  • INTERPRETACIÓN. La actriz jiennense Rosario Pardo caracterizada como Josefina Manresa en el cartel de la obra.
    INTERPRETACIÓN. La actriz jiennense Rosario Pardo caracterizada como Josefina Manresa en el cartel de la obra.

Una máquina de coser, un maniquí, un baúl y dos sillas. Es toda la escenografía que requiere Los días de la nieve: el resto lo ponen el texto del dramaturgo vilcheño Alberto Conejero y la interpretación de la jiennense Rosario Pardo, bajo la dirección del villacarrillense Chema del Barco. El montaje basado en la vida de Josefina Manresa, una extraordinaria reunión de talento jiennense, se estrenará el próximo martes, 28 de marzo, en Quesada. Será el día que se cumplen 75 años de la muerte del poeta y en el lugar en el que nació su amor, su musa y la defensora de su legado. Este montaje, que impulsa la Diputación de Jaén, será, de esta forma, el eje central de la conmemoración de este aniversario. Los días de la nieve recorrerá, después, gran parte de la provincia y será representado en al menos veinte municipios a lo largo de toda la primavera.

El montaje fue presentado oficialmente por el diputado de Cultura y Deportes, Juan Ángel Pérez; el alcalde quesadeño, Manuel Vallejo, y Francisco Zaragoza, coordinador de este proyecto. “Rosario Pardo se mete en la piel de Josefina Manresa, reviviendo esos días de luces y de sombras que le tocó vivir con Miguel, recoge sus vivencias, sus idas y venidas de la cárcel, hasta su muerte”, explicó el diputado. Esta obra, tras su estreno, girará por la provincia, gracias a que forma parte del Circuito Provincial de Artes Escénicas, “Jaén Escena”, que impulsa la Diputación. Llegará a municipios de todos los tamaños y el montaje, como destacó Zaragoza, se ha estudiado mucho para que se adapte a todos los espacios escénicos. Juan Ángel Pérez resaltó la gran demanda que se está registrando para esta obra. De hecho, están previstas solo veinte funciones y, dependiendo de las solicitudes globales de Jaén Escena cuando se cierre el plazo el día 31, estudiarán si fuera posible sumar alguna fecha más. Pero hasta ese momento, aunque ya se están cuadrando posibles fechas por la agenda de la actriz, como aseguró Francisco Zaragoza, no hay nada cerrado.

Quesada será la primera parada de esta obra, que se estrenará el mismo día en el que falleció Miguel Hernández. “Es un acierto comenzar estos actos con su mujer. Sin Josefina Manresa no hubiera existido Miguel Hernández, ya que gracias a ella se pudo conservar su obra”, destacó Manuel Vallejo, que resaltó la faceta de Miguel Hernández como dramaturgo, un aspecto “ensombrecido” por su obra poética. Para la función del estreno, habrá un aforo de 250 butacas, que ya están a la venta. “Va a ser un éxito”, defendió el alcalde.

Las memorias de la quesadeña Josefina Manresa, unidas a su correspondencia con Miguel Hernández y la propia poesía del autor constituyen la base de esta obra. “Vamos a descubrir a una Josefina Manresa que vivió a la sombra de este hombre, una mujer muy sacrificada, que luchó contra el hambre”, destacó Zaragoza. “El texto está escrito desde una perspectiva de género”, resaltó. E insistió: “No es una obra sobre Miguel Hernández, la protagonista es Josefina”. “Miguel no era un hombre perfecto y ella lo sabía, tejió un manto de silencio. Esta relación compleja está sobre el escenario”, añadió. Adelantó, además, que es una obra muy “actual”: “Su sacrificio lo va a entender muy bien el público y, sobre todo, las mujeres”. En este sentido también se expresa el dramaturgo en el programa: “Durante la escritura descubrí la sencilla fuerza de una superviviente de las peores tristezas, que aprendió a amar en las palabras y por las palabras. De su mano, me he acercado también a mi madre, a mis abuelas, y a todas las mujeres que atravesaron, con una fuerza infinita, los años oscuros de nuestra historia reciente. Con dignidad, con luz, con esperanza aun en los días de la nieve”.

Francisco Zaragoza recordó la génesis del proyecto, hace exactamente un año. Fue en Peal, en la reinauguración de su teatro. Allí, junto a Rosario Pardo, inició este camino con el reto de ponerle delante un papel femenino dramático, más alejado de sus habituales registros cómicos. Poco después se cruzó Conejero y, al tiempo, Chema del Barco. También enumeró al resto de componentes del equipo: el diseño gráfico de Xtóbal, la fotografía de Javier Mantrana, la producción de Manuel Ramos y la labor como ayudante de dirección de Juan Vinuesa. Zaragoza quiso destacar la “generosidad” de todos los profesionales implicados.

“Este proyecto nace de uno de esos encuentros fortuitos y maravillosos”, explicó el dramaturgo a Diario JAÉN recientemente. “El material del que se nutre, fundamentalmente, son las memorias de Josefina Manresa, su epistolario y la poesía de Miguel”, destaca. “He descubierto una mujer apasionante y fundamental”. El texto, como reconoce, era imposible no abordarlo desde una perspectiva de género, hablar de la mujer en el franquismo. Se fija, especialmente, en su “resistencia callada”. Le tocó vivir, relata el dramaturgo, la muerte de su padre, la condena de Miguel y conservó su legado durante todo el franquismo: “Soportó en silencio ese estruendo con una fortaleza y una resistencia heroica”.