Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
16:54
h
URGENTE

Ciudades que comparten más que un nombre

El periodista Ángel González analiza las semejanzas y diferencias entre los Jaén de España, Perú y Filipinas en La Económica

Un viaje de 20.884 kilómetros en una hora para conocer los tres Jaén del mundo. Desde el de España al de Perú —9.107 kilómetros— y, de vuelta, con parada en el Santo Reino, otro vuelo al de Filipinas —11.777 más—. El periodista Ángel González analizó, durante una conferencia celebrada en la Real Sociedad Económica Amigos del País, todo lo que une y diferencia a las tres ciudades que comparten el mismo nombre. El jefe de sección de Diario JAÉN recordó así la iniciativa que el periódico provincial inició en 2010, en el marco del 70 aniversario, cuando viajó hasta el país sudamericano y cerró, ya en este 2016, con motivo del 75 cumpleaños, cuando llegó hasta el Sudeste Asiático.

“En este mundo que habla de levantar nuevos muros, de apartar y separar, qué bello es aportar un pequeño gramo de arena para establecer puentes y unir, para encontrarnos y comprobar que respiramos un mismo aire y nos ilumina cada día el mismo sol”, defendió el periodista al comienzo. Antes, el director de La Económica, como anfitrión, agradeció que trasladase a los socios esta experiencia y regalase una “tarde para recordar”. Asimismo, el director de Diario JAÉN, Juan Espejo, presentó al conferenciante. “Con rotundidad les digo que Ángel es un valor en alza, no lo duden, pero ese valor ya tiene altura periodística estratosférica en esta tierra del Santo Reino y ustedes lo van a comprobar”, adelantó. “Hace de la palabra compromiso, apuesta permanente por esta sociedad, porque dice y hace, porque hace y nunca deja de hacer; cuando se le espera está siempre, cuando está, nunca se esconde”, aseguró, antes de confesarse entre la “legión de amigos” de este periodista —“ejemplo de vitalidad”—, que lo admiran por su valía profesional y, especialmente, personal. Él, por su parte, recordó que fue en la cabeza del director donde se fraguó este proyecto inédito de acercar los tres Jaén, un reto apasionante para un periodista, y que las vivencias que allí compartieron forjaron un lazo entre ambos más allá de lo estrictamente personal. “Esta conferencia es simplemente el reflejo de aquel trabajo periodístico que busca responder muchas preguntas, pero que, ciertamente, dejó otras muchas sin responder”, reconoció.

Pero sí que fueron muchos los datos y curiosidades que jalonó en su análisis. Arrancó con el Jaén de Bracamoros, aquel que el militar jiennense Diego Palomino, bautizó con el nombre de su tierra, despojándolo del nombre que le dio su rival, Juan Porcel: Nueva Jerez de la Frontera. Habló de su ubicación geográfica, economía, educación, inseguridad, religiosidad y gastronomía, fruto de su mestizaje. Contó cómo fue una de las primeras ciudades peruanas en independizarse de España, de las “bravura” de los indios bracamoros y cómo la inseguridad de sus calles, mil veces recordada a sus visitantes, se olvida con la hospitalidad de sus habitantes, los jaenos.

Y de Jaén de Perú, al de Filipinas. Igualmente, Ángel González trazó un mapa por sus principales datos sociodemográficos y su cultura. Con muy pocas referencias históricas escritas de su creación existentes, apuntó las versiones de las razones de su nombre: el interés del dominico Gregorio Martínez, jiennense de España, o la petición del gobernador José María Camba, que había residido en nuestro Jaén. De esta ciudad, tierra de paso, destacó su urbanismo, al que hay que enfrentarse olvidando cualquier esquema conocido; la especial dependencia del cultivo del arroz o la eterna sonrisa de su habitantes.

“Es fácil establecer algunos aspectos comunes de estas tres ciudades”, aseguró. Y enumeró algunos como que son territorio de paso, de frontera; tienen población media; con una especial dependencia del sector primario —café, arroz y aceite— sin saber sacar el máximo rendimiento; los índices de pobreza comparados con los territorios que los rodean; la religión católica y un “poso latino” que resulta especialmente familiar.

Recorrido visual por los otros dos Jaenes
idcon=12513607;order=9

Ángel González ilustró su análisis sobre las tres ciudades que comparten el mismo nombre alrededor del mundo con numerosas fotografías y material visual. Su irregular urbanismo; el constante trajín de sus mercados —centro de la vida diaria—; el trabajo de los agricultores; los curiosos medios de transporte, bellas panorámicas de espacios naturales y estampas cotidianas de sus habitantes en sus propias casas fueron algunas de las instantáneas que pudieron disfrutar los asistentes. Este completo trabajo periodístico que presentó el jefe de Sección de Diario JAÉN fue fruto del trabajo de dos expediciones de un equipo de profesionales—la primera en 2010, a Perú, y la segunda, en 2016, a Filipinas— que se reflejó en las páginas del periódico a lo largo de un mes en cada ocasión. Una iniciativa periodística inédita por acercar los tres Jaenes, por estrechar lazos entre pueblos que vivían de espaldas unas a otras, sin conocerse.