Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
20:54
h
URGENTE

La presidenta luchará por los 4.000 millones

Pedro Sánchez admite que Andalucía está infrafinanciada
|
25/07/2018
  • PREPARADA. Susana Díaz durante su entrevista en Canal Sur.
    PREPARADA. Susana Díaz durante su entrevista en Canal Sur.

La presidenta de la Junta de Andalucía valoró que Pedro Sánchez reconozca la falta de financiación en su comunidad. Además insistió en que no renunciará a “ni un euro” de los 4.000 millones que Andalucía necesita para garantizar a sus ciudadanos los servicios básicos.

Díaz expresó en Canal Sur que el reconocimiento del presidente del Gobierno acerca de la infrafinanciación de la comunidad andaluza es “clave” porque “hacia tiempo que nadie lo reconocía”. La presidenta del Ejecutivo andaluz apuntilló: “No vamos a renunciar ni a un euro de esos 4.000 millones que le faltan a Andalucía para tener unos servicios públicos en igualdad”.

Preguntada por la posición de Pedro Sánchez acerca de reformar la financiación autonómica, Susana Díaz dijo que “la cosa ha cambiado” debido al Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se incluye “la renovación del modelo” y se acordó una reunión política para “desarrollar el modelo de financiación”. Después de esto, afirmó que: “Habrá que ver quién está dispuesto”.

Tras anunciar que Andalucía recibirá 500 millones de euros. La presidenta de la comunidad explicó que “se ha dado oxígeno a Andalucía”. Además, afirmó que este dinero va “al margen” de los 4.000 millones. Sobre la inversión de la partida, será en sanidad, educación y empleo.

Tras la reunión de Susana Díaz con Pedro Sánchez el pasado lunes, enumeró una serie de acuerdos a los que se llegaron, como el impulso al Corredor Mediterráneo. “Es algo que no he dejado de reivindicar y siempre se me han dado excusas y largas”, declaró al mismo tiempo que destacaba el empleo y la potenciación de diversas zonas que se daría con la terminación de este.

Otro de los acuerdos que celebra la presidenta andaluza es el compromiso de Sánchez a dar un impulso económico a la adaptación de la línea de AVE que conecta con Granada, que ya está terminada.

También estuvo sobre la mesa los aranceles de Estados Unidos sobre la aceituna de mesa española. Para lidiar este problema, Susana Díaz, defendió poner en marcha ayudas europeas al sector para hacer frente a las pérdidas porque de lo contrario se podría caer en una depresión que sería “muy dura”.

Uno de los temas tratados más importantes fue el de la inmigración. Sobre esto, la presidenta del ejecutivo andaluz insistió en la necesidad de más recursos económicos para atender a las personas que llegan porque el Gobierno central no aportó los recursos necesarios.