Actualizado
lunes, 19 noviembre 2018
14:10
h
URGENTE

Incautados 6.120 kilos de hachís a una red de narcotraficantes

La Guardia Civil desarticula una organización que secuestró y torturó a un joven
Ver comentarios
|
07/09/2018
  • Organización criminal. Personal de la Guardia Civil durante el registro.
    Organización criminal. Personal de la Guardia Civil durante el registro.

La Guardia Civil desarticuló una violenta organización dedicada a introducir alijos de hachís por vía marítima durante una operación en la que se detuvieron y pusieron a disposición judicial a 18 personas y se emitieron tres órdenes de detención internacional y fueron incautados 6.120 kilos de hachís, dos armas de fuego prohibidas y 10 vehículos, de los que cinco figuraban como sustraídos.

Según informó el Instituto Armado en un comunicado, los miembros de la organización desarticulada en la denominada operación “Cuatro y medio” secuestraron y torturaron a un joven en Sanlúcar de Barrameda a la que llegaron a amputar dos falanges de una mano para que respondiera por un alijo de hachís.

La investigación se inició tras detectar una organización criminal con una estructurada jerarquizada afincada en la desembocadura del río Guadalquivir al mando de varios cabecillas dedicada al transporte de hachís desde Marruecos mediante embarcaciones semirrígidas, utilizando para la descarga y transporte de la droga por tierra vehículos todoterreno sustraídos adquiridos previamente en la provincia de Málaga.

Una vez descargada, la droga era depositada en viviendas a modo de “guarderías”, para después distribuirla en partidas más pequeñas a otras ciudades de la península.

La Guardia Civil precipitó la operación al interceptar un vehículo con miembros de esta organización en el que había un joven de Sanlúcar de Barrameda que había sido secuestrado con gran violencia e intimidación con armas de fuego por un supuesto robo de un alijo de hachís. Este joven fue retenido durante varios días y torturado llegando a cortarle dos falanges de una mano, por lo que después de su liberación precisó de asistencia médica.

Fruto de las investigaciones se localizó una “guardería” situada en una nave agrícola de Jerez de la Frontera, donde se intervinieron 102 fardos de hachís, con un peso aproximado de 3.000 kilogramos, un vehículo todoterreno sustraído, una pistola del calibre 9 corto y un revólver del calibre 38.

Tras esta primera incautación, la organización intentó introducir a través del río Guadalquivir otro alijo de droga, interceptado por los investigadores, con 78 fardos con un peso de 2.340 kilos. En esta operación, desarrollada en la zona de Lebrija (Sevilla), fueron detenidas seis personas que participaban en el alijo y se recuperó un todoterreno también sustraído, que fue preparado en su interior para transportar la carga. Todos los detenidos, los efectos y droga intervenidos fueron puestos a disposición del titular del Juzgado Mixto.

Plantación de marihuana en Iznalloz

La Guardia Civil detuvo a un hombre de 62 años y a su hijo como responsables de una plantación de marihuana de Iznalloz, en la que recibieron con un escopetazo a los agentes, al confundirlos, según dijeron, con ladrones. Los hechos ocurrieron durante la madrugada del día 5, cuando dos patrullas acudieron a un cortijo porque había saltado la alarma de robo.