Actualizado
martes, 21 mayo 2019
11:17
h
URGENTE

El dueño de la finca en que cayó Julen pide un careo

Demanda el encuentro con el pocero y con el padre del pequeño
Ver comentarios
|
25/04/2019
  • Image

La defensa del dueño de la finca donde se encuentra el pozo en el que cayó Julen, el niño de dos años y medio que fue encontrado sin vida 13 días después en Totalán (Málaga), pidió al juzgado que acuerde un careo entre su cliente y el padre del pequeño y otro con el hombre que realizó la prospección en el terreno. Así consta en el escrito presentado, con el que la defensa de David Serrano, investigado por un delito de homicidio imprudente, responde al requerimiento realizado por la juez de Instrucción número 9 de Málaga, que lleva el caso, para que las partes dijeran si pedían más diligencias o el archivo del procedimiento.

El letrado pide en primer lugar un careo entre su cliente y el padre del pequeño por “apreciar notorias diferencias en los testimonios prestados por ambos”, tanto en las declaraciones ante la Guardia Civil el día del suceso como en el juzgado, respecto a la ubicación y situación de los pozos. En segundo lugar, pide un careo entre Serrano y la persona que realizó el pozo, al estimar la defensa del primero “divergentes en su totalidad” los testimonios prestados por ambos en el juzgado, en el que el pocero declaró como testigo.