Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
11:22
h
URGENTE

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha avanzado que impondrá la Medalla de la Orden del Mérito del instituto armado con distintivo rojo y la Medalla al Mérito de la Protección Civil a título póstumo al agente de la Guardia Civil fallecido tras rescatar el sábado a un ciudadano cuyo vehículo cayó al arroyo Galapagar en la localidad sevillana de Guillena y cuyo cuerpo ha sido recuperado este martes.

“Será condecorado con la Medalla de Oro de Protección Civil porque precisamente prestando un servicio a personas para salvar sus vidas fue cuando encontró la muerte”, ha señalado el ministro este martes durante la presentación del dispositivo especial de Tráfico de Semana Santa.

El ministro ha comenzado su intervención trasladando a la familia del cabo y a sus compañeros de la Guardia Civil su “más sincero pesar” por su fallecimiento.

“Que descanse en paz, quiero tener ese reconocimiento hacia el trabajo que hace la Guardia Civil y que él, en concreto, estaba desarrollando”, ha añadido Zoido, que ha recordado que el cabo, de nombre Diego, “murió en acto de servicio, pretendiendo salvar a unas personas que estaban en peligro sus vidas, y que además lo hizo a unas horas de la noche, arriesgando la suya”.

Además de la Medalla de Oro de Protección Civil, Zoido ha indicado que el cabo también será condecorado por la Benemérita “por haber fallecido en acto de servicio”.

El cuerpo del cabo primero de la Guardia Civil ha sido encontrado este martes en Guillena (Sevilla). Llevaba desaparecido desde el pasado sábado, cuando poco antes de las 22.00 horas se precipitó un vehículo al arroyo Galapagar del citado municipio, y Diego intentó salvar a sus ocupantes. El conductor del vehículo fue rescatado, pero, en la maniobra, el guardia civil fue arrollado por la fuerza de la corriente.

El alcalde de Guillena (Sevilla), Lorenzo Medina (PSOE), ha decretado tres días de luto oficial en el municipio, después de que finalmente haya sido localizado muerto el cabo primero de la Guardia Civil desaparecido el pasado sábado cuando participaba en un rescate de personas atrapadas en un vehículo en el arroyo Galapagar, en dicho municipio.

Según el Ayuntamiento de Guillena, el cabo primero Diego Díaz, natural de Antequera (Málaga), era vecino de Guillena, donde el pasado sábado participaba en las labores de rescate de las personas atrapadas en un coche que había caído en el arroyo Galapagar, siendo arrastrado por la corriente del arroyo.

Una vez descubierto el cadáver del agente, el Ayuntamiento se ha “unido al dolor de la familia y de toda la Guardia Civil” y ha decretado tres días de luto oficial en los que se suspenden todos los actos oficiales y las banderas ondearán a media asta en los edificios municipales.

Además, a las 17,00 horas de este martes, la Corporación municipal celebró un pleno extraordinario en el dio lectura a una declaración institucional en homenaje y reconocimiento al cabo Diego Díaz, “vecino de Guillena desde hace más de 15 años”, además de agradecer a todos los profesionales “su admirable trabajo en las labores de búsqueda” del guardia civil desaparecido.

El alcalde, Lorenzo Medina, ha pedido “cautela a los vecinos y agradecer tanto respeto e implicación en estos días tan duros”. Igualmente, el alcalde ha ofrecido a la Guardia Civil la posibilidad de realizar la capilla ardiente en el Ayuntamiento.