Actualizado
jueves, 23 mayo 2019
11:11
h
URGENTE

Díaz pedirá la información que la Junta ha dado a Vox

La líder asegura que se pondrá a disposición de los servicios jurídicos del partido
Ver comentarios
|
06/05/2019
  • DECLARACIONES. La secretaria general del Partido Socialista de Andalucía y expresidenta de la Junta, Susana Díaz.
    DECLARACIONES. La secretaria general del Partido Socialista de Andalucía y expresidenta de la Junta, Susana Díaz.

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, anunció que van a pedir en el Parlamento andaluz al Gobierno que preside Juan Manuel Moreno que facilite a los socialistas la “información” que han trasladado a Vox sobre los trabajadores de las unidades contra la Violencia de Género para ponerlas a disposición de los servicios jurídicos del partido y que valoren qué proceder hacer. “Queremos saber qué contienen esos listados y los pondremos a disposición de los servicios jurídicos porque, si no hacemos nada, no van a parar en barras”, advirtió. En declaraciones a los periodistas antes de participar en un acto público en Cuevas del Almanzora (Almería), Díaz se mostró convencida de que, desde las filas de Vox, “van a seguir intimidando y amedrentarnos a aquellos con los que no comparten avances y derechos”.

Ante eso, según remarcó, el PSOE-A va a ser “garantía” de que Andalucía “no se convierta en un campo de listas negras” en el que la “extrema derecha campe a sus anchas” ya que “tienen de rehén al Gobierno del PP, que solo quiere conservar los sillones de San Telmo”. Díaz calificó de “autentico bochorno y vergüenza” que el PP y Moreno hayan entregado “esos listados” a Vox y lo ha interpretado como un “intento de calmar a la extrema derecha y no poner en peligro el poder, que es de lo que se trata”. “Hoy son los trabajadores que cuidan a las víctimas de la violencia de género y a sus hijos pero mañana pueden ser los docentes que educan en igualdad como ya hicieron con los maestros de Puebla de Guzmán, a los que llevaron a la justicia por enseñar a los niños a respetar a las niñas”, afirmó.

Por último, ya durante su intervención en el mitin, arrogó al PSOE-A el ser el “freno” a la “bestia” de Vox sin la que el PP “no estaría gobernando porque no ganaron las elecciones” y reiteró que los andaluces “no quieren listas negras ni que miren desde fuera la involución a la que están condenando a esta tierra”. En otro orden de cosas, llamó a la “movilización masiva” en las elecciones municipales para “confirmar la moción de censura” que los andaluces hicieron al gobierno “trifachito” de Juan Manuel Moreno el 28 de abril, y remarcó que el voto es lo “único que las derechas no pueden recortar, ni mutilar, ni manipular”. “Hay que rematar la faena porque el presidente, de momento, de Andalucía va a hacer lo mismo en los ayuntamientos. Si suman, se van a juntar con los que ahora llaman la extrema derecha, aquellos que, por encima de todo, quieren estar en el poder”, dijo.

Vox propondrá cambios para buscar “objetividad”
idcon=13887143;order=11

El presidente del Grupo Parlamentario de Vox en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, anunció que su formación propondrá “cambios normativos” para asegurar la “objetividad” en la elaboración de los informes por parte de empleados contra la violencia de género de la Junta de Andalucía. En una publicación de Twitter, Serrano dijo que “cuando obtengamos toda la información requerida, también vamos a exigir explicaciones y propondremos cambios normativos para que la transparencia, rigor científico, profesionalidad y objetividad presida la elaboración de esos cruciales informes”. Cabe recordar que Serrano desveló el pasado viernes que su grupo recibió de la Junta los datos que habían demandado sobre los profesionales que integran los equipos de lucha contra la violencia de género en la comunidad, que confirmaban que “más del 50 por ciento no están colegiados”. Por su parte, la secretaria de Igualdad del PSOE y vicepresidenta en funciones del Gobierno, Carmen Calvo, calificó de “preocupantes” las peticiones de identificación de empleados, a la par que pidió al Gobierno que sea “más firme”.