Actualizado
lunes, 18 diciembre 2017
13:33
h
URGENTE

Decimosexto atropello mortal de lince ibérico en Andalucía

  • EUROPA PRESS/INERLINCE.
    EUROPA PRESS/INERLINCE.

El municipio de Cardeña, en la provincia de Córdoba, ha registrado esta semana en la carretera N-420 el decimosexto caso de atropello de lince ibérico --aparentemente un macho adulto cuyo cadáver se encuentra en muy mal estado-- en las vías andaluzas en lo que va de año 2017.

Según los datos del proyecto LIFE+Iberlince, consultados por Europa Press, este miércoles, a primera hora de la mañana, técnicos de la Junta de Andalucía adscritos al programa recibieron el aviso del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de la presencia de un cadáver de lince ibérico en el kilómetro 83 de la N-420.

El cuerpo fue trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía (CAD), donde se le practicará la necropsia, que aportará mas datos.

El caso anterior se registró en la provincia de Jaén, en este caso en el punto kilométrico 304,900 de la carretera A-4, dentro del término municipal de Andújar. Otro se dio, también en la provincia de Jaén, en Marmolejo, mientras que anteriormente se encontró otro en el punto kilométrico 30,800 de la carretera A-316, en el término municipal de Mancha Real. Antes, el 9 de octubre, había sido atropellado un cachorro sin radiomarcar cuyo cadáver apareció en el kilómetro 91 de la carretera nacional N-420, a la altura de Azuel, una localidad adscrita a Cardeña (Córdoba).

El caso previo se había conocido a principios de octubre, cuando trascendió que otro cachorro había sido encontrado muerto después de que fuera arrollado por un tren a su paso por el término del municipio jiennense de Vilches. Asimismo, otro lince fue encontrado sin vida en la autovía A-4, en el tramo comprendido entre Andújar y Bailén (Jaén), tratándose de un cachorro hembra sin radiomarcar nacido este año.

Por otras causas, a mediados de octubre, técnicos de la Junta detectaron los cadáveres de una lince hembra radiomarcada y dos cachorros en una balsa de riego en el término municipal de Vilches (Jaén). Una vez practicada la necropsia, según los datos de Iberlince consultados por Europa Press, el resultado fue que las muertes se produjeron por ahogamiento o agotamiento por imposibilidad de salir de la balsa de agua.

Además, en la provincia de Jaén han muerto por disparos de arma de fuego en octubre dos ejemplares más. El último se trataba del cadáver de un cachorro macho sin identificar de lince ibérico, nacido en el presente año 2017 y procedente de la población silvestre de Sierra Morena, del núcleo de Guarrizas, que apareció en la A-301, también en el término municipal de Vilches.