Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
19:06
h
URGENTE

Consenso para una ley pionera y de vanguardia

El PSOE lucha contra la discriminación del gais y lesbianas
Ver comentarios
|
13/11/2017
  • CITA. Encuentro de María Márquez con Francisco Javier López, secretarios provinciales y portavoces.
    CITA. Encuentro de María Márquez con Francisco Javier López, secretarios provinciales y portavoces.

La secretaria de Movimientos Sociales y Diversidad del PSOE de Andalucía, María Márquez, expresa la conveniencia, a su juicio, de lograr un apoyo unánime o, al menos, el “mayor consenso posible” para la aprobación de la ley contra la discriminación del colectivo Lgtbi que se tramita en el Parlamento andaluz y que se sitúa a la “vanguardia” y es “pionera” en España.

Así lo puso de manifiesto Márquez en declaraciones a los medios antes de mantener, en la sede del PSOE-A en Sevilla, un encuentro con el coordinador del Grupo Regional Lgtbi, Francisco Javier López, y secretarios provinciales y portavoces del área. La dirigente socialista destacó que en los últimos años se han producido “avances” en relación al colectivo Lgtbi, que “hace más de 100 años era perseguido por los sectores más rancios de la sociedad española”, y en ese punto recordó que en 2018 se celebrarán cuarenta años “de la primera manifestación que se celebró en Andalucía en defensa de los derechos Lgtbi”.

María Márquez reivindicó la aportación del PSOE al “progreso” experimentado en relación a este colectivo, con logros como la aprobación del matrimonio homosexual o “el derecho a la autodeterminación de su propia identidad de las personas transexuales, que ya no dependen de ninguna tutela que tenga que decirle cómo se sienten”, según ha valorado la socialista. Así las cosas, subrayó que en el Parlamento se afronta ahora un debate para el “reconocimiento de derechos y la lucha contra la discriminación de las personas Lgtbi, donde se ponen sobre la mesa aspectos muy importantes, como la consideración dentro del ordenamiento jurídico de los conceptos novedosos de familias homoparentales”, así como el impulso de “un régimen sancionador de 6.000 a 600.000 euros” para ser “intolerantes contra el odio”.