Actualizado
miércoles, 24 abril 2019
10:14
h
URGENTE

Citan como investigado al dueño del terreno donde cayó Julen

El propietario declarará el día 22 por un presunto delito de homicidio imprudente
Ver comentarios
|
14/02/2019
  • CITA. David Serrano, segundo por la derecha, junto al equipo jurídico que le representa en una rueda de prensa anterior.
    CITA. David Serrano, segundo por la derecha, junto al equipo jurídico que le representa en una rueda de prensa anterior.

El Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga cita a declarar como investigado el próximo 22 de febrero, por un presunto delito de homicidio imprudente, al dueño de la parcela de la localidad malagueña de Totalán donde está el pozo en el cayó Julen. Así lo aseguró el abogado Antonio Flores, que representa al propietario de la finca, el cual tendrá que ir a declarar el próximo viernes, según dijo el letrado.

Esta citación se produce después de que la Fiscalía lo pidiera, al igual que también solicitó que declaren, pero como testigos, una docena de personas, entre ellas varios guardias civiles y los padres del pequeño.

Asimismo, el Ministerio Público también solicitó la declaración como testigo del hombre que hizo el pozo, de la persona que realizó una zanja junto al talud que limita la perforación, tres senderistas que llegaron al lugar y la pareja del propietario de la finca. Estas personas estarían citadas para días posteriores, indicó el abogado, que señaló que una vez que tengan todos los informes de la Guardia Civil y comparezca su cliente valorarán todo y decidirán las diligencias que solicitarán.

“Es un señor que hizo el pozo y que genera ese riesgo al no sellarlo convenientemente como dice la ley, nos sorprende que pueda ir de testigo ¿De qué?”, manifestó el abogado. El equipo jurídico que representa al dueño de la parcela sostiene desde el principio que no puede haber una presunción de culpabilidad, pero consideran que la única responsabilidad penal, si la hubiese, sería del pocero.

El fiscal pidió estas declaraciones después de que la Guardia Civil remitiera al juzgado otros informes, ampliatorios del primero, tras lo que la Fiscalía considera que ya se pueden hacer varias hipótesis de los momentos previos a la caída de Julen. Por tanto, es el momento de depurar las responsabilidades penales, si las hubiera, señala el escrito del ministerio público.

El cuerpo de Julen fue encontrado a las 01:25 horas de la madrugada del sábado 26 de enero por los equipos de rescate que lo buscaban en el pozo de tan solo 25 centímetros de diámetro y algo más de 70 metros de profundidad. El dueño de la finca, David Serrano, declaró inicialmente como testigo ante la Guardia Civil, y hace unos días ofreció una rueda de prensa en la que dijo que el día del accidente protegió con dos bloques de hormigón el agujero que hizo el responsable de una empresa especializada y que, según él, había dejado “abierto”. Además, dijo que advirtió del peligro de que alguien pudiera meter un pie, pero que “jamás” pensó que un niño pudiera caber un niño.