Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

Buen impacto del metro

Susana Díaz está abierta a negociar una ampliación en un futuro
|
26/07/2018
  • METRO. La presidenta de la Junta de Andalucía en su visita a la estación de Alcázar Genil.
    METRO. La presidenta de la Junta de Andalucía en su visita a la estación de Alcázar Genil.

La presidenta de la Junta de Andalucía consideró el debate en la ciudad de Granada acerca de la ampliación del metro como normal debido al gran impacto generado desde su puesta en funcionamiento. También dijo ser “sensible” al debate tras ver “cómo los granadinos han echo suyo este medio de transporte”.

Estas palabras las pronunció tras su visita a la estación de Alcázar Genil en el metropolitano de Granada, que desde septiembre de 2017 acumula un total de 8,2 millones de usuarios únicos.

“Una infraestructura que ha costado mucho trabajo, sobre todo las últimas modificaciones y ajustes para que el resultado fuese óptimo”, respondió Díaz al ser preguntada por la ampliación del trazado y del número de trenes. Tras expresar la buena forma en la que Granada acogió el metro, la presidenta andaluza afirmó: “Tendremos que trabajar en el futuro en esa ampliación, esa mejora de servicios y horarios”.

Durante la visita a la estación de Alcázar Genil, Susana Díaz también se refirió a los restos arqueológicos encontrados durante las obras: “El esfuerzo de combinar una arquitectura moderna con ese respeto al entorno cultural y patrimonial merece la pena que se conozca”.

En 2018, más de cinco millones de personas utilizaron el metro, en su mayoría de lunes a viernes, como en el resto de transportes metropolitanos andaluces. Esto es lo que sostiene el actual ritmo de crecimiento. Además, los usuarios del metro de Granada disfrutan ya además de los transbordos bonificados con los autobuses municipales de la capital.

La estación que visitó Susana Díaz mantiene su funcionalidad pese a los restos arqueológicos encontrados durante su construcción. La propuesta de Antonio Jiménez Torrecillas, arquitecto del proyecto, para la integración de los vestigios presenta las obras de dos ingenieras, la antigua del siglo XIII y la contemporánea del transporte instalado.

La mezcla entre ambas arquitecturas dio como resultado un espacio genuino donde todo detalle de la estación Alcázar Genil es un ejemplo de conservación del pasado islámico de la ciudad.

Esta fue premiada en la última edición de la Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo (BEAU), celebrado este mismo julio, junto a otras 23 obras arquitectónicas nacionales e internacionales en la sección de panorama de obras.

La BEAU reconoce la estación Alcázar Genil como un proyecto emblemáticos que representa a la perfección el lema de esta edición “Más habitar en la arquitectura, más humanizar la ciudad”.