Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
20:37
h
URGENTE

I ntérpretes, dueños de locales de ocio y trabajadores de la música, actuaron ayer desenchufados, “unplugged”, que se dice en inglés, en el salón de plenos del Ayuntamiento. Hicieron los coros de la concejal de Jaén en Común (JeC), Sara Martínez, a la que le cedieron el micrófono para que defendiera una moción que, consensuada con el sector, pretende flexibilizar las condiciones impuestas por la Junta y el Ayuntamiento para la música en directo y que se concedan permisos de forma ágil y no discrecional, sin obviar el derecho al descanso de los vecinos. “Jaén ni puede ni debe vivir de los grandes eventos”, aseguró la edil que cosechó un prolongado aplauso, uno de los más largos de lo que va de mandato. La idea tuvo el respaldo unánime de los corporativos y este apoyo fue premiado por nuevos aplausos del respetable para dos de los tres no adscritos Salud Anguita y Víctor Santiago y la socialista María del Mar Shaw, que insistió también en la necesidad de que la ley permita a los menores de 16 años disfrutar de esta expresión artística. Los peros se los llevó la concejal Rosa Cárdenas, que, en nombre del Gobierno local, recordó la necesidad de que cualquier actuación cuente con los preceptivos permisos y que, al afirmar que la Administración local está con la música tuvo que escuchar, desde la bancada de los asistentes, el grito de “eso es mentira”. A Iván Martínez, el tercer no adscrito, que ejerce la vicepresidencia de la Sociedad Municipal de la Vivienda, no le aplaudió nadie. Cargó contra JeC, al acusarlos de caer en una contradicción por querer ordenar el espacio público, para que no sea invadido por los veladores, y fomentar al mismo tiempo las actuaciones en la calle. Aun así, se mostró a favor de la propuesta, porque considera que se trata de potenciar una oferta que, en sus palabras, es “un gran reclamo siempre y cuando no sea Valtonyc”. De esta forma, el rapero condenado a prisión por enaltecimiento del terrorismo, injurias al Rey y amenazas se unió al “festival” de la sesión plenaria.

El “heavy” llegó con la otra moción de JeC, la que defiende una “peatonalización consensuada y sin perjuicios”. El grupo cedió la palabra a una empresaria, María del Carmen Alguacil Aguilar, convencida como otros propietarios de negocios tradicionales del centro que las restricciones del tráfico, tal y como están planteadas, no les benefician. “La gente que quiere venir al centro tarda media hora y en el cinturón este que han hecho para el tráfico se crea un atasco tremendo”, criticó, convencida de que el modelo jiennense copia fórmulas que, en otras ciudades están fracasadas, al favorecer solo los locales de ocio nocturno; “las calles amanecen llenas de orines y vómitos”, ejemplificó. El alcalde, Javier Márquez, tomó la palabra para defender que no se trata de una medida improvisada y que la caída de las ventas del comercio tradicional que se aduce es fruto de una tendencia generalizada. “No se puede hacer una peatonalización a la carta”, zanjó. La iniciativa de JeC, que gira en torno a la creación de una comisión abierta a todos los afectados por el proceso, pudo haberse aprobado, al sumar los apoyos de dos no adscritos, los proponentes y el PSOE; la ausencia, por motivos personales, de la socialista Mercedes Gámez, dio lugar a un empate que rompió el regidor con su voto de calidad y así se rechazó.

Y también hubo música sacra, literalmente, ya que sonó en un altavoz instalado en la fachada de la Catedral y se coló en el vecino palacio municipal, en la parte final del debate. Un momento de paz, como cuando, por iniciativa del PSOE, alumnos del “Santo Tomas”, “Ruiz Giménez” y “San Andrés” defendieron, ante los políticos, la necesidad de que la Ciudad de los Niños lo sea también de las niñas y se rebautice el parque. No hizo falta ni debate para dar curso a la petición que dará lugar a un acto en el parque, en el que habrá políticos y chiquillos.

ir y venir de ciudadanos que piden la palabra

Los ciudadanos que pidieron facilidades para la música en directo y los que reclaman más diálogo para el plan de peatonalización no fueron los únicos en subir al salón de plenos. Hubo trasiego de público en la sesión, en la que Antonia Ibáñez Serrano, del CSIF, reclamó, al cederle el turno de palabra el PP, mejoras para el personal de la Junta que trabaja en la protección de menores. La propuesta salió adelante.