Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
16:49
h
URGENTE

Una población que salva vidas en Andalucía

El 4% de los jiennenses es donante de sangre y, en lo que va de año, efectuaron casi 6.800 extracciones
  • GENEROSIDAD. En lo que va de año, los jiennenses donaron ya 6.798 veces. Actos solidarios en los que participa un 4% de la población de toda la provincia.
    GENEROSIDAD. En lo que va de año, los jiennenses donaron ya 6.798 veces. Actos solidarios en los que participa un 4% de la población de toda la provincia.

La solidaridad de los jiennenses no tiene límites. Miles de personas se acercan, cada año, a los puntos de donación de sangre para, con su aportación, salvar la vida de otras personas en la distancia. La caducidad de la propia sangre y la necesidad constante de la misma en los centros hospitalarios hace que las donaciones sean una clave fundamental y, de esto, Jaén puede presumir.

A, B, AB y O, positivas o negativas. Todos los tipos de sangre son bienvenidos en los puntos de donación y la participación de la población para la colecta de sangre es fundamental para los hospitales. Sobre esto, Antonio Carrero, director del Centro de Transfusión Sanguínea de Jaén, declaró: “El jiennense siempre ha sido un gran donante. Es un donante fiel y habitual, con lo cual su sangre es muy segura. De hecho, todos los años suelen donar de una a dos veces”. Además, comentó que, en cada donación analizan la sangre y, con ello, ven los resultados sobre la existencia de enfermedades transmisibles y afirmó que, a lo largo del tiempo, “la sangre de los jiennenses cada vez tiene mayor garantía sanitaria”, un bien que califica de “impagable” desde el punto de vista sanitario. Sin embargo, tan solo el 4% de la población de Jaén es donante de sangre. Aunque este porcentaje, a pesar de ser pequeño, consigue que los hospitales continúen abiertos y, además, se cuenta con excedentes que permiten ayudar a otras provincias andaluzas.

Según aclaró Antonio Carrero, Jaén consume unas dieciséis mil unidades al año en sus hospitales y, generalmente, sus donantes proporcionan por encima de las veinte mil unidades (unas veintidós mil, aproximadamente, entre donación de plasma y de sangre). Por lo que, el resto de distribuye entre otras provincias a través de la red de centros de transfusión andaluces. “Ahora mismo gozamos de buena salud y hay autoabastecimiento en materia de sangre y plasma, pero no podemos bajar la guardia. Necesitamos más donantes que ayuden a reforzar el 4%”, expuso Carrero, quien también invita a la gente joven a que se incorporen a esta “magnífica labor” de salvar vidas.

CONTRIBUCIÓN. En lo que va de año, se registraron 6.798 donaciones extraídas en puntos fijos y en las unidades móviles que van por toda la provincia y en la Universidad, un lugar perfecto para ayudar a concienciar a los jóvenes sobre la importancia de sumarse a la causa. Fueron 42 las salidas de unidades móviles, programadas por el Centro de Transfusión Sanguíneas, durante el mes de abril. De ellas, Carrero argumentó que sacaron lo que la provincia necesita “y con holgura”. “Funcionan muy bien y tenemos ya clasificados los puntos de donación. En ellos citamos a los donantes y suelen acudir muchos, gracias a Dios”, dijo. Con esto, el director del centro apuntó que se mantiene “un flujo continuo de sangre, ya que algunos de sus componentes caducan muy pronto”. Según explicó, algunos elementos prescriben en pocos días y otros en un par de años, por lo que adaptan el flujo de donación según las necesidades que observan a lo largo de los años para impedir que se caduquen los componentes.