Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
18:42
h
URGENTE

Trigo, cebada, avena y maíz dejarán más de 12 millones

Jaén cuenta con 24.000 hectáreas en rincones que están vacíos de olivos
Ver comentarios
|
29/06/2018
  • EN PLENA FAENA. Una cosechadora siega un campo de cereal situado en la vega del Guadalquivir.
    EN PLENA FAENA. Una cosechadora siega un campo de cereal situado en la vega del Guadalquivir.

Se espera que la cosecha que se recolecta ahora supere holgadamente los 12 millones de euros. Es verdad que el precio ha bajado, pero las producciones son bastante más grandes que en los años anteriores. La siega está en marcha y hay agricultores que afirman que cogen hasta 7.000 kilos por hectárea en algunas parcelas La Consejería de Agricultura —en su memoria de producción del año pasado— refleja que la media fue de 2.750 kilos de trigo por hectárea, mientras que la cebada logró 2.271 kilos por hectárea. Asimismo, el centeno obtuvo 1.000 kilos, mientras que la avena alcanzó los 2.227. Son cosechas muy bajas, pero hay que tener presente que casi no llovió nada durante el año pasado —algo muy diferente a lo que ha pasado durante el final del invierno y en esta primavera—.

“Los cereales tienen una representatividad muy baja en nuestra agricultura. Se siembran unas 24.000 hectáreas frente a las 650.000 de olivar. En cambio, estamos en una campaña en la que los agricultores se encuentran muy contentos debido a las precipitaciones que han tenido. El tiempo les ha acompañado, por lo que estamos contentos porque el cereal también suma en la balanza de la provincia. Además, resulta bastante curioso el avance de cereales, como el triticale, que se siembra en parcelas donde hay muchos conejos, ya que es una variedad que no se comen”, explica el delegado de Agricultura, Juan Balbín.

Precisamente, los cereales dejaron 11.503.240 euros en la provincia durante la pasada campaña, que se superarán sobradamente. El trigo fue el más rentable. Se recogieron 24.877 toneladas en 9.046 hectáreas, que trajeron 5.384.130 euros a Jaén.

La cebada estuvo presente en 7.848 hectáreas con una cosecha de 17.823 toneladas y un valor de la producción de 2.712. Fueron los dos cereales más interesantes. De hecho, los agricultores que siembran en sus parcelas —generalmente son tierras de rotación en las que se ponen también ajos o algodón— saben que el trigo da 216 euros por tonelada; la cebada, 152 euros; el centeno, 153; la avena, 145; el maíz, 186, y el triticale, 156. Por eso, pese a que es el cultivo más exigente y, también, el más delicado, la mayoría opta por el trigo duro, ya que es el cereal más rentable.