Actualizado
lunes, 18 diciembre 2017
20:37
h
URGENTE

Rajoy insta a Puigdemont a que certifique si hay independencia

El presidente reclama en el Congreso a la Generalitat que tenga “generosidad”
|
12/10/2017

E l jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, solicita al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, un “mínimo de generosidad” en su respuesta al requerimiento que le ha realizado el Gobierno parar “abrir vías de cara al futuro”. Rajoy ha hecho esta apelación durante su intervención ante el Pleno del Congreso, donde ha explicado que el requerimiento del Gobierno da de plazo a Puigdemont hasta el lunes 16 de octubre para que responda si ha declarado la independencia porque los catalanes “tienen derecho a saberlo”. Ese requerimiento fija un segundo plazo, hasta el jueves 19 de octubre, para que las autoridades de Cataluña vuelvan “a la legalidad”.

El jefe del Ejecutivo rechazó de plano las afirmaciones del portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, defendiendo la “tremenda generosidad” del presidente catalán. “Es falso. Yo solo querría que tuviera un mínimo de generosidad”, manifestó, para añadir que la antigua Convergencia tiene “una magnífica oportunidad para ayudar a construir”. “La responsabilidad en este caso también es suya y mucha”, le espetó.

Rajoy también ha tenido críticas para ERC, una formación a la que ha acusado de no querer dialogar sino “imponer”. Así, recriminó al portavoz de ERC, Joan Tardá, que pida diálogo, pero luego no vaya a participar en la Comisión de Estudio para la modernización de la Constitución propuesta por el PSOE, ni la Generalitat fuese en enero al Senado a la Conferencia de Presidentes. “Ustedes no quieren dialogar, ustedes lo que quieren es imponer, que es lo que hicieron los días 6 y 7 de septiembre y el 1 de octubre”, enfatizó, para añadir que no puede aceptar ninguna lección de democracia de Tardá mientras él y su partido no actúen “en consecuencia”.

Rajoy agradeció el apoyo del PSOE en estos “momentos difíciles” y coincidió con la portavoz del Grupo Socialista, Margarita Robles, en que hay que dialogar. Eso sí, dejó claro que ese diálogo debe producirse “dentro de la ley y la Constitución”. En este punto, el jefe del Ejecutivo dijo que está dispuesto a hacer un esfuerzo para “construir” en la comisión sobre el modelo territorial planteada por los socialistas y que echará a andar en las próximas semanas.

Rajoy criticó duramente la posición de Podemos ante la crisis abierta en Cataluña. “Sin ley no hay democracia, señor Iglesias”, aseguró al líder del partido morado, al que recordó las intervenciones que realizó en su día Solé Turá. De hecho, ha asegurado que ahora ven con “asombro” que la izquierda defiende “exactamente lo contrario de lo que siempre defendieron”. Es más, ha llamado la atención de que el independentismo cuente con el apoyo del líder del UKIP, Nigel Farage, y del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. “No quiero esos compañeros de viaje para España y usted tampoco debería quererlos”, dijo a Iglesias. El presidente del Gobierno rechazó las afirmaciones de Iglesias asegurando que hay una crisis de legitimidad en España porque, según recordó, es un país con una Constitución democrática que garantiza sus derechos. “No puede decir eso porque, gracias a esas normas, se sienta usted en el Congreso. Debería hablar con un poco más de orgullo de lo que usted llama patria”, le argumentó. En otro momento de su réplica, Rajoy ha afeado al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, la posición que mantuvo en el debate sobre Cataluña en el Pleno celebrado en el Congreso. “A veces no le entiendo señor Rivera porque he compartido mis decisiones con usted”, criticó. Previamente, Rivera había solicitado al jefe del Ejecutivo que no esté en el regate corto ni se centre en la respuesta del presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, al requerimiento que le ha enviado el Gobierno para que aclare si ha declarado o no la independencia. A su entender, la crisis en Cataluña no se resolverá con un “burofax”. Finalmente, Rajoy afirmó estar de acuerdo con el portavoz del PNV, Aitor Esteban, en que hay que “buscar una salida a esto” y ha admitido que trabajar en la comisión autonómica del Congreso con el artículo 155 en marcha “no es fácil”, pero por eso ha confiado en que la respuesta de Puigdemont sea una vuelta a la legalidad. La portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, instó a ERC a que participe en la nueva comisión creada en el Congreso para estudiar una modernización del Estado autonómico, si realmente este partido “cree” en el diálogo. Robles se dirigió de esta manera al diputado de ERC Joan Tardá, que reafirmó la negativa de su partido de sumarse a los trabajos de esa comisión, ya creada pero pendiente de constitución, que puede servir para preparar una reforma constitucional y se prolongarán por un periodo de seis meses.

Cuando concluya esta comisión, se abriría, ya en 2018, una subcomisión dependiente de la Comisión Constitucional que pondrá en marcha el debate para una reforma constitucional, según el compromiso que logró arrancar el PSOE al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Robles aseguró a Tardá que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, puede comparecer en la comisión del modelo territorial que se constituirá de manera inminente para exponer sus planteamientos, incluso su petición de referéndum pactado, que requeriría una reforma de la Constitución.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PDeCAT, Carles Campuzano, advirtió que, a su juicio, “no es compatible” la aplicación del artículo 155 de la Constitución con la comisión territorial impulsada por el PSOE en el Congreso. “No va a ser posible dialogar sobre el modelo territorial con un Gobierno catalán suspendido”, argumentó Campuzano durante su segunda intervención en el Pleno monográfico del Congreso sobre Cataluña. En esta línea, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, avisó al PSOE de que si el presidente catalán, Carles Puigdemont, es “detenido” y su gobierno “encarcelado”, los socialistas serán “corresponsables” de esas decisiones por haber respaldado la estrategia gubernamental para intentar frenar el proceso independentista. El portavoz adjunto de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, llamó “salvajes” a los policías y guardias civiles que el Gobierno de Mariano Rajoy decidió enviar a Cataluña el pasado 1 de octubre para “apalear” a sus paisanos y, como muestra, exhibió fotografías con la imagen de dos agredidas. El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, reclamó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que aproveche la puerta que dejó abierta al diálogo el presidente catalán, Carles Puigdemont, para “persuadir y seducir” a Cataluña porque en los matrimonios decir “eres mía y sólo mía nunca funciona”. Durante su intervención, el portavoz de la formación valenciana recriminó a a Rajoy que, en su opinión, “si fuera honesto consigo mismo” tendría que admitir que, sostiene, “tiene gran parte de culpa” de lo que está pasando en Cataluña tanto “por sus acciones” como por sus “omisiones”.

Iglesias saca a relucir la corrupción en el PP

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cuestiona la “legitimidad” del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para erigirse en defensor de la ley en el conflicto catalán, cuando su partido, el PP, “la ha incumplido en numerosas ocasiones”, en alusión a la corrupción. Así lo aseguró en su segunda réplica al jefe del Ejecutivo. Iglesias coincidió con el presidente en que sin ley no hay democracia, pero aseguró que debería hacer “más autocrítica”, y le ha lanzado la siguiente advertencia: “España no sobrevivirá si la corrupción sigue manchando la legitimidad de nuestras instituciones”. En esta línea, le animó a trabajar para modificar las leyes.

España se la juega, según el líder de Ciudadanos

“Nos estamos jugando España y nos estamos jugando la libertad y la democracia en Cataluña” porque, según el líder de Ciudadanos Albert Rivera, Puigdemont “ni respeta la Constitución, ni quiere que seamos compatriotas, es todo un chantaje, un teatro, un engaño”, ha advertido al rechazar el diálogo y la mediación que reclama el presidente catalán. Rivera considera que lo relevante no es cómo responderá el “trilero” Puigdemont a la carta del Gobierno o qué decidirá la CUP en sus asambleas, sino que ahora es el momento de liderar desde “un marco democrático”.