Actualizado
miércoles, 21 noviembre 2018
13:45
h
URGENTE

Pacto de resurrección tranviaria

La Junta asume la puesta a punto, la gestión y el 75% del déficit, junto a la Diputación, y el Ayuntamiento baja al 25%
  • 9 DE SEPTIEMBRE DE 2011. Los técnicos inspeccionan el primer recorrido del tranvía de Jaén, sin pasajeros.
    9 DE SEPTIEMBRE DE 2011. Los técnicos inspeccionan el primer recorrido del tranvía de Jaén, sin pasajeros.

Sobre las once de la mañana de hoy, el alcalde, Javier Márquez, recibirá en sus aposentos institucionales al presidente de la Diputación, Francisco Reyes, y el consejero de Fomento, Felipe López. Los tres acordaron, hace ya una semana, que se verían las caras hoy para ultimar el acuerdo que permita sacar del coma, tras siete años, al tranvía de Jaén. Antes de esta última mesa de trabajo, la Junta prometió al Gobierno local que le remitiría un borrador del pacto, ya con todos los detalles más que pulidos, para echarle un último vistazo. El documento llegó, el miércoles, por correo electrónico y está conforme a lo apalabrado entre Jaén y Sevilla. Por eso, hoy, como aclaran fuentes municipales, está anunciada, a las doce del mediodía, una comparecencia de los tres políticos, en la que darán pelos y señales de cómo se reactivará el tren ligero.

“El acuerdo es bueno”, reconocen en el número 1 de la Plaza de Santa María, es decir, al alcalde no le queda más remedio que firmarlo, aunque haya quedado con Reyes y López para terminar de analizarlo una hora antes de que los tres atiendan a los periodistas, lo que está previsto a las doce del mediodía. Susana Díaz, en su visita a Jaén en marzo y, el miércoles, en el debate de la comunidad, aseguró que se haría una oferta inmejorable al Gobierno municipal y, a tenor de los acontecimientos, así ocurrió. La clave es que el sistema tranviario pasa de urbano a metropolitano, por lo que permite a la Administración andaluza una mayor aportación económica para su funcionamiento. Ahí está el quid de la cuestión. Si al máximo responsable municipal no le parecía mal que la Administración local asumiera un 40% del déficit de funcionamiento del tren ligero, mejor todavía que se reduzca al 25%, que es lo que ocurrirá si, como parece más que seguro, hoy se cierra el trato entre el Ayuntamiento y la Junta. Esto ocurre porque el Gobierno andaluz asume la explotación y también la gestión de forma directa. Es lo que pidió el secretario general del PSOE, Julio Millán a mediados de abril. De esta forma será la Consejería de Fomento la que saque a licitación el servicio, aunque también cabe la posibilidad de que lo asuma directamente. El papel de la Diputación no varía con respecto a lo que adelantó su presidente, Francisco Reyes, el pasado mes de noviembre, y colaborará en el mantenimiento de este medio de transporte mediante publicidad. En los vagones y otros soportes se anunciará la marca “Jaén, Paraíso interior”. Para ello, en los presupuestos de la Administración provincial ya hay reservados casi 400.000 euros.

Con el nuevo reparto económico, sobre la previsión de un déficit máximo de 1,8 millones de euros, que es la mayor cifra que se maneja sobre posibles pérdidas, la Junta pondría 1,35 millones de euros y el resto saldrá de las arcas municipales. No obstante, se cree que la cantidad será inferior. Hay otra novedad, con respecto a las primeras propuestas, ya que la Consejería de Fomento paga el millón de euros que se calcula que hará falta para la puesta a punto del sistema tranviario y la reparación de las deficiencias detectadas, conforme a la auditoría realizada por la firma especializada a Ingerop T3 S. L. que, eso sí, estimó que, en líneas generales, la infraestructura está en buen estado. Con este planteamiento, los plazos que manejan todos los implicados en el proceso es que el lagarto mecánico circule, de nuevo, en el último trimestre de este año. Se llegó a plantear el verano, aunque esta posibilidad parece desdibujarse. En todas las conversaciones mantenidas para llegar al acuerdo de hoy es crucial el papel de Ciudadanos, al menos, así lo reconoce el alcalde y su entorno. El líder del partido naranja, Juan Marín, medió para acercar posturas entre el PSOE, que está al frente de la Junta y la Diputación, y el equipo de Gobierno del PP. El hecho de que los de Albert Rivera sean sustento del Ejecutivo de Susana Díaz les permitió “presionar” y colocar el tranvía jiennense como una prioridad máxima.

Queda por aclarar si, tal y como solicitaba el alcalde, el sobrecoste en la financiación del sistema tranviario, reconocido por el Tribunal de Cuentas, se compensa con inversiones de la Junta en la capital jiennense.

proyecto enquistado y judicializado

En la historia del tranvía, llena de reveses, hay que reseñar la llegada del proyecto a los juzgados. Con el análisis por parte del Tribunal de Cuentas se observaron indicios de delito que obligaron a instruir una causa, aún abierta. De las obras se pone en duda que se ejecutaran sin el consenso necesario, que no se respetaron los trámites burocráticos pertinentes o que se incumplieran acuerdos entre las administraciones implicadas. De una forma u otra, eso sí, lo cierto es que el tranvía supuso 120 millones de inversión.

aplauso del psoe a la “sensatez”

El parlamentario socialista Julio Millán, en una nota, muestra su satisfacción por “el nuevo paso” dado por la Junta de Andalucía. “Se cerró el libro de la insensatez y se abrió un nuevo libro en el que empezamos a escribir las primeras líneas de la mejor historia del tranvía, que es la de su puesta en funcionamiento”, resume.

Millán valora que la propuesta que está planteada encima de la mesa “tenga también una huella socialista”, ya que desde el PSOE se propuso que este medio de transporte fuera gestionado por el Gobierno andaluz.