Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE

Otro ultimátum para reducir el plazo de pago a proveedores

Requerimiento de la Junta al equipo de Gobierno que pide más fondos a Sevilla
  • ADMINISTRACIÓN LOCAL. El Ayuntamiento, en el número 1 de la Plaza de Santa María.
    ADMINISTRACIÓN LOCAL. El Ayuntamiento, en el número 1 de la Plaza de Santa María.

El concejal de Hacienda y Contratación en el Ayuntamiento de Jaén, Manuel Bonilla, exige a la Junta de Andalucía medidas adicionales de liquidez para ayudar a los ayuntamientos que, como el jiennense, se encuentran en situación de riesgo financiero. Es su respuesta a la comunicación de la Administración regional en la que se da diez días hábiles de plazo al Ayuntamiento para que remita un plan de tesorería con las medidas que se vayan a poner en marcha encaminadas a reducir el periodo medio de pago a proveedores, actualmente situado en 540 días, cuando por ley debería ser de 60 días como tope. Es el segundo paso tras el requerimiento realizado por el propio Ministerio de Hacienda en el que reclama al Gobierno local que dé este paso. “No podemos hacer milagros”, dijo Bonilla, al tiempo que ha insistido en que es “imposible” determinados objetivos si no se cuenta con apoyos ya que con el esfuerzo municipal “no es suficiente”.

Por ello, el responsable de Hacienda —al que el alcalde, Javier Márquez, definió ayer como “mago de las finanzas” por garantizar la parte que el Ayuntamiento tiene que poner este año para los fondos DUSI— consideró que si la Junta se encuentra en una situación que le permite salir Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para acudir a mercados financieros en el extranjero, también podría optar por actualizar la parte de sus ingresos que destina a los municipios, ya que esto supondría, en el caso de la capital, pasar de los 5,4 millones actuales a los 7,5 millones de euros. Frente a ello, el concejal de Hacienda y Contratación ha anunciado que el Ministerio de Hacienda pone a disposición del Ayuntamiento de Jaén 12,5 millones de euros como anticipo de la Participación de los Ingresos del Estado (PIE). Gracias a ello, dijo, se “garantiza la liquidez para las próximos meses”, en concreto hasta finales de junio o principios de julio, lo que permitirá abonar la paga extra de 2012 y otros gastos que tiene pendientes el Ayuntamiento.