Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
17:18
h
URGENTE
Las cifras
1.139
Operaciones (aterrizajes y despegues) que se dieron en el “Federico García Lorca Granada-Jaén” el mes de julio.
10,9%
Porcentaje de pasajeros que aumentó con respecto a julio de 2015. El mismo mes de este año fueron casi 65.600 personas.

Registros que confirman la dinámica creciente de actividad en el Aeropuerto Federico García Lorca (FGL) Granada-Jaén. El tráfico creció en las 3 categorías, pasajeros, operaciones y mercancías. Más de 65.000 personas (65.587) lo emplearon en julio, según Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). El indicador acumulado en lo que va del ejercicio actual es de 445.759 viajeros, un 10,1 por ciento más que el primer semestre del año pasado.

Julio supuso la continuación estival “positiva” en términos de tráfico en el aeropuerto FGL, tal y como confirman desde el departamento de comunicación de la AENA. Las mercancías trasladadas que pasaron por el “FGL” fueron 140, lo que también se tradujo en un porcentaje (18,6) superior al alcanzado el mismo mes del ejercicio anterior.

evolución. El grueso de los viajeros se movió en conexiones comerciales (se excluye aviación general y ejecutiva), al sumar 65.242. La inmensa mayoría de ellos (62.938, concretamente) voló con origen o destino en alguna ciudad española, mientras que los 2.304 restantes optaron por operaciones fuera del país. Especialmente notable resultó la evolución del tráfico doméstico de usuarios, que mejoró un 11,4% respecto al mismo mes del año pasado. “Es consecuencia del dinamismo de todas las rutas nacionales”, explica la AENA en un comunicado.

En cuanto a las operaciones, también crecieron. Concretamente, el aeropuerto gestionó 1.139 aterrizajes y despegues, un 11,9% más que el mismo mes del pasado año. “Las cifras positivas de julio afianzan los crecimientos en lo que va de año en el Aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén”, valora la AENA.

Así, entre enero y julio de 2016 445.759 viajeros se trasladaron en 6.799 vuelos, lo que supuso incrementos, respecto a los 7 primeros meses de 2015, del 10,1% de pasajeros y del 6,1% en el volumen de movimientos gestionados en las instalaciones aeroportuarias. Junio ya dejó entrever que la actividad crecería el mes siguiente. El número de pasajeros llegó a los 66.203, cifra que, en términos porcentuales, mejoró el registro logrado en junio del año 2015 (0,5 por ciento). Los aterrizajes y despegues realizados con origen y destino en el aeropuerto fueron 1.154, número mayor que el logrado el ejercicio precedente (7,2 por ciento).

El único registro negativo con respecto al mismo mes del año 2015 fue el de las mercancías: disminuyeron un 99,2 por ciento, pues solo hubo siete vuelos de este tipo. Hasta junio habían utilizado las infraestructuras estatales 380.172 viajeros. El aumento, entonces, ya era muy positivo para el aeropuerto, del 10 por ciento. Las operaciones hasta el primer mes del verano superaron las 3.000 (3.537). La “mejora” en términos porcentuales fue indiscutible: 158,2.

Cabe recordar que el “Federico García Lorca” cerró el año 2015 con un 8,7 por ciento más de pasajeros en 2014. El incremento estuvo en la línea del resto de aeropuertos andaluces, que registraron 20.942.325 pasajeros en el año 2015, lo que supuso un 5,78% más que el año anterior, según los datos de la AENA. La terminal andaluza que más usuarios registró el año pasado fue la de Málaga, que alcanzó los 14.404.170, un 4,8% más que el año anterior, seguido del aeropuerto de Sevilla, con 4.308.852, un 10,9% más que en el ejercicio 2014.

La AENA celebra el buen momento del “Federico García Lorca”. Desde el departamento de Comunicación explican a Diario JAÉN que es “muy probable” que el número de pasajeros siga en aumento lo que resta de periodo vacacional. “Los aeropuertos de perfil turístico tienen más actividad en el estío”, sentencian.

“Momondo” explica los derechos de los usuarios

Los derechos de los pasajeros aéreos están garantizados por la Unión Europea y pueden defenderse de muchas maneras. Como apoyo a los viajeros, el “sitio” internacional de búsqueda de viajes y vuelos “low cost” momondo.es aporta información pública. Según el Reglamento CE 261 de 2004, tienen derecho a una indemnización de entre 250 y 600 euros en función de las horas de retraso acumuladas y del número de kilómetros previstos de viaje aéreo.

En el caso de un retardo superior a las 5 horas, es posible cancelar el vuelo y ser reportado al destino de origen. Si se pospone hasta el día siguiente, el alojamiento y el transporte son gratuitos. “Los derechos no solo se aplican a los ciudadanos europeos, sino a todos los que han salido desde la UE con cualquier compañía aérea o han llegado a la UE”, explican desde el “portal” momondo.es. Y agregan: “Atención a las coincidencias, ya que, a pesar de que el viaje comenzase y terminase fuera de la UE, podría haber una forma de compensación”, añaden. El plazo para enviar la solicitud de indemnización o reembolso varía de unos países a otros. Es posible proceder independientemente al dirigirse a la compañía aérea involucrada, o con una de las empresas que ofrecen reclamaciones de pagos.

Según la normativa europea, el pasajero con más de una hora de espera tiene derecho a disfrutar de aire acondicionado, uso del baño y agua.

“Lo empleo para ir y venir desde Venecia”

Vive, ahora, en Venecia y está más que familiarizada con los aeropuertos. Ana Soriano Galiano, de Mengíbar, es azafata. Acumula ya trescientas horas de vuelo gracias a su contrato de trabajo actual, que expirará a finales de mes. La última vez que pisó el “Federico García Lorca” fue como pasajera. “Debido a la cercanía es el nuestro, el de los jiennenses. Y además lleva el nombre junto al de Granada”, explica la azafata.

Explica que es el más utilizado por la gente de su entorno, familiares y amigos. “Yo lo empleo como conexión para ir y venir desde Venecia, donde resido”, manifiesta. “Creo que sirve, sobre todo, de enlace de los grandes aeropuertos, caso del ‘Adolfo Suárez’, de Madrid, y con compañías como Iberia, que conecta Granada y Barcelona”, agrega. Soriano es consciente —lo sabe ya por experiencia— de que el momento de mayor actividad de pasajeros coincide con los periodos vacacionales, como el verano. “Se incrementa el número de vuelos. Ahora hay una cantidad de pasajeros increíble. Incluso en el ‘Federico García Lorca’, aunque es pequeño, se nota el número de turistas que hay, de todas las nacionalidades: ingleses, alemanes, franceses e italianos, entre otros”, afirma la jiennense.

Ana Soriano ha reforzado aún más las buenas sensaciones que ya tenía sobre su trabajo antes de subirse a un avión como azafata. “Quiero crecer en este mundo. Lo he probado y ya no me veo en otra cosa. Hay gente que piensa que somos las camareras del aire, pero nada de eso: nuestro trabajo es velar por la seguridad de los pasajeros en los trayectos”, razona. ¿Qué le ha llamado más la atención de su profesión? “Lo controlado que está todo. Tenemos muchos procedimientos para que un vuelo sea muy seguro”, sentencia.

“Siempre miro si hay enlace con Granada”

Alejandro García Pastor, profesor de Inglés, ha pasado unos días de vacaciones en Noruega. Consultó, como siempre hace, la posibilidad de viajar desde el Aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén. No hubo suerte. “Con los vuelos europeos es más complicado”, admite el jiennense, quien conoce a la perfección las infraestructuras estatales.

El docente fue un viajero asiduo prácticamente un lustro. “Me dedicaba a tutelar desplazamientos de alumnos a Inglaterra. Lo hacíamos en verano, siempre en el mes de julio”, recuerda.

Aquellos años de aterrizajes y despegues le permitieron hacerse una idea del potencial que tiene, a su juicio, un aeropuerto que mejora sus registros cuando llega la época estival. “Que hay mucha gente no se puede dudar. Solo hay una terminal, pero es zona de paso de turistas nacionales y extranjeros. Cuando vas, constatas el ‘tráfico’ que implica un lugar así, con los chóferes dispuestos a trasladar a los pasajeros que aterrizan. Hay movimiento”, dice.

¿Considera García que el “Federico García Lorca” es de los jiennenses? “Antes sí lo veía más como nuestro, y me pareció muy bien la idea. Mis profesores me decían que era una ventaja para Jaén, porque aparece en todos los buscadores. Por ejemplo, cuando una persona reserva un vuelo a Granada, si también sale el nombre de nuestra provincia tiene efecto económico”, argumenta. La desventaja que advierte es el asunto de los vuelos internacionales. “Para el turista es incómodo tener que hacer escalas en Madrid o Barcelona. Otra cuestión es que el viajero que se desplaza a los archipiélagos. Ese sí que utiliza el Aeropuerto de Jaén”, señala.

El docente cree que una de las ventajas del “Federico García Lorca” es que “está cerca”. “Es muy cómodo”, afirma.