Actualizado
miércoles, 17 octubre 2018
20:33
h
URGENTE

Los 55 días que devolvieron a la vida al “lagarto de hierro”

La presidenta andaluza, Susana Díaz, anunció en Jaén que el sistema sería declarado de carácter metropolitano
Ver comentarios
|
14/06/2018
  • presidenta. La socialista Susana Díaz.
    presidenta. La socialista Susana Díaz.

Nosotros vamos a hacer lo que nos pidieron por parte del Ayuntamiento. Nos dijeron que se declarara de Interés Metropolitano, pues, en un mes, creo que nadie duda del compromiso que tiene el consejero de Fomento, Felipe López, con su provincia o el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, se llevará al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. De esta manera, la declaración de Interés Metropolitano será una realidad”. Lo dijo la presidenta andaluza, Susana Díaz, durante su visita a Jaén el pasado 16 de marzo. Acudió para hablar de los retos de la provincia y la comunidad en el marco de los Diálogos “Jaén, Nuevo Milenio”, un desayuno informativo organizado por Diario JAÉN. El martes, en el Consejo de Gobierno, el tren ligero adquirió por fin esta consideración. Entre un momento y otro transcurrieron 55 días, no los treinta que ella estimó, pero, en cualquier caso, poco tiempo si se tiene en cuenta que el sistema tranviario, después de una inversión de 120 millones de euros, lleva más de 7 años paralizado. “Es un logro de la provincia y se hace justicia con los ciudadanos. Van a disponer de un transporte sostenible y de calidad”, aseguró Díaz, en un vídeo que colgó en su cuenta de Twitter, después del acuerdo. “La Junta cumple su palabra, lo que ofreció tanto a la Diputación como al Ayuntamiento”, argumentó, convencida de que “es un transporte que merece y necesita Jaén”.

El paso dado por Susana Díaz no fue el único, pero sí proporcionó la orden política que terminó de acercar posturas, en un contexto de entendimiento entre la Junta y el Ayuntamiento que regresó casi el mismo día en el que Javier Márquez, que era concejal de Hacienda, tomó la vara de mando de manos del exalcalde, José Enrique Fernández de Moya, el 30 de noviembre de 2015.

Casi dos años después de que se instauran las mesas técnicos en las que el técnicos municipales y de la Administración andaluza analizan vías para poner en marcha el tranvía, se anunció un preacuerdo que ya barruntaba la llegada de una solución final. En noviembre de 2017, la Diputación anunció que se implicaba en el proyecto del tren ligero y asumía en torno a un 20% de los gastos del déficit tarifario, en forma de patrocinio del tren ligero. Posteriormente, las administraciones local y autonómica volvieron a distanciarse y, tras la mediación de Ciudadanos en varias ocasiones, en su condición de sustento del Gobierno de Susana Díaz, la senda del diálogo volvió y permitió que, el pasado 11 de mayo, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes; el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, y el alcalde, Javier Márquez, anunciaron que el acuerdo definitivo estaba encarrilado.