Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
11:37
h
URGENTE

Hace un mes, el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, ya anunció que el Gobierno estaba estudiando una rebaja del llamado módulo del olivar. Se trata del impuesto que deben pagar los agricultores en función de las rentas que obtienen de sus cosechas. Ayer, el Gobierno confirmó esa reducción, lo que supondrá un ahorro total de 38 millones de euros. “Es un dinero que se queda en el bolsillo de nuestros olivareros”, explicó el secretario de Estado.

Tal y como estaba previsto, ayer se publicó la aprobación de la orden ministerial por la que se hace efectiva la reducción para el periodo impositivo 2017 para los agricultores y ganaderos que hayan sufrido en ese ejercicio circunstancias excepcionalmente desfavorables en sus explotaciones. Se aprueban como consecuencia del importante número de situaciones meteorológicas excepcionales que tuvieron lugar durante el año pasado. El gran beneficiado, sin duda, de esta rebaja es el olivar de la provincia. Según los datos aportados por Fernández de Moya, unos 90.000 agricultores jiennenses se beneficiarán de la reducción en el IRPF para 2017 por la que el Índice de Rendimiento Neto disminuye al 0,18 para el olivar en la provincia. De este modo, se aplica una rebaja superior a la que fijó el 0,26 en el ejercicio 2015 y a la posterior aplicada en el IRPF de 2016, situada en el 0,22.

El secretario de Estado puso ejemplos sobre su aplicación. De este modo, para un agricultor profesional cuya cosecha sume 150.000 kilos de aceituna, unos 32.000 kilos de aceite, más una subvención de 20.000 euros, obtendría un beneficio de 2.500 euros por la rebaja del módulo, es decir, de entre 90 y 100 euros por hectárea. En el caso de un agricultor cuya cosecha sume 30.000 kilos de aceituna, unos 7.000 kilos de aceite y 3.000 euros de subvención, el impacto estimado con la rebaja del módulo sería de 450 euros de ahorro, según explicó Fernández de Moya. El secretario de Estado destacó la “sensibilidad” del Gobierno con Jaén.

Las organizaciones agrarias también aplaudieron la medida del Gobierno. COAG agradece el esfuerzo del Ministerio, debido a que los olivareros iban a tener mucha menos cosecha en este ejercicio y, por lo tanto, menos aceite que vender. Además del sector oleícola, también se han visto beneficiados los productores de almendro (Huesa, Pozo Alcón y Quesada) y la ganadería en zonas localizadas (Sierra de Segura y Santiago-Pontones). En este sentido, COAG echa de menos que la reducción beneficiara a toda la provincia. Asaja, por su parte, destaca también la sensibilidad del Gobierno y agrega que, por primera vez, esta medida se haya publicado justo antes del inicio de la campaña de la renta, que comienza el 4 de abril. Además, anuncia que solicitará incluir lo antes posible otros cultivos y términos municipales que se han quedado fuera de la rebaja.