Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
21:54
h
URGENTE

La cosecha mundial aumenta a 3,27 millones de toneladas

El Consejo Oleícola Internacional indica que hay más cosecha que consumo
  • EN FAENA. Jornaleros recogen aceituna en un tajo de la provincia jiennense.
    EN FAENA. Jornaleros recogen aceituna en un tajo de la provincia jiennense.

El Consejo Oleícola Internacional (COI) cree que habrá más cosecha que consumo, lo que no es nada favorable para el precio. El organismo internacional considera que sobrará aceite, por lo que el afán de algunos para que se le quede a otro en las bodegas en vez de a ellos no resulta nada positivo para la evolución de la cotización del zumo de la aceituna. Y eso que el COI considera que el consumo crecerá un 8%.

La producción mundial rondará las 3.271.000 toneladas, lo que se traduce en un incremento 27% o, lo que es lo mismo, 697.000 toneladas más respecto a la anterior. El Consejo Oleícola Internacional indica —en su último informe de mercado— que la cifra es superior a la que habían estimado durante el pasado mes de noviembre cuando se realizaron los aforos en los diferentes países. Entonces se proyectaron 2.988.500 toneladas de producto. El Consejo Oleícola Internacional indica que este aumento de la producción mundial está motivado, por un lado, por el grupo de países productores europeos, que en su conjunto ganarán un 22% respecto a la campaña anterior. En cambio, Jaén se resiente con una caída de alrededor del 25% y, consecuentemente, arrastra a España, que contará con una caída del 3%. En cambio, Italia alcanzará las 432.000 toneladas (+137 %), Grecia, 320.000 (+64,1%), y Portugal rondará las 125.000 (+80,1%). Precisamente, el conjunto de estos países productores europeos pondrán en el mercado más de 2.143.000 toneladas, lo que supondrá un aumento de 391.500 toneladas más que la campaña anterior. Se trata de una situación generalizada, ya que, con la excepción de España, crecerán las producciones la mayoría de los países miembros del Consejo Oleícola Internacional.

Respecto al consumo mundial de aceite de oliva previsto para la campaña 2017-18, el COI lo sitúa en las 2.950.000 toneladas, el 8% más respecto de la campaña anterior. De ahí que se da por hecho que habrá enlace —stock de producto— entre una campaña y la próxima. Por ello, existirá mayor oferta en las cooperativas y las almazaras del mundo que demanda, una situación que no favorece a la situación de mercado de los agricultores. De hecho, este se ve como uno de los factores de la caída de la cotización que se registra en las aceiteras.