Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
20:37
h
URGENTE

La calle llega 29 cartas después

Aprobada la expropiación para abrir un demandado vial peatonal entre La Luna y Flores de Lemus

Al contrario que el coronel al que dedicó un libro el mágico Gabriel García Márquez, el alcalde jiennense, el popular Javier Márquez, sí tiene quien le escriba. Francisco Céspedes, presidente de la Asociación de Vecinos Loma del Royo, fue el que comenzó esta relación epistolar con el regidor, hace un lustro, cuando Márquez era edil de Urbanismo. Veintinueve escritos después, el colectivo vecinal ya tiene lo que ansía, al menos, en el papel, su demanda no es otra que la apertura de una calle que les acerque a la Avenida de Madrid y les evite dar un rodeo “absurdo”.

Tanta letra y tanto papel fue preciso para que ayer, en una comisión municipal, se aprobara el informe que da luz verde a la expropiación del terreno preciso para abrir un vial entre la calle La Luna y Flores de Lemus. El importe necesario para convertir en público el suelo, que está dentro de un residencial, asciende a 112.000 euros. Al dar este paso, el Gobierno local dice que busca dar respuesta a los compromisos adquiridos con los vecinos de la zona, que demandaban la apertura de esta arteria que les acerca a servicios públicos y a instalaciones educativas que hay en esta parte de la capital.

El responsable del colectivo ciudadano deja claro que no es una reivindicación caprichosa, ya que el vial, que también exige otra de las asociaciones de la zona “La Unión”, está previsto en tres planes generales de ordenación urbana distintos, en 1988, en 1996 y en el de 2014. “La verdad es que estamos satisfechos con que, por fin, se haya aprobado esta medida, aunque también bastante desesperados”, reconoce Céspedes que deja claro que, con su insistencia al remitir cartas al actual alcalde, solo quería defender los intereses de los habitantes del barrio. De hecho, aclara que esta misma semana mantuvo contactos al respecto con la concejal Rosa Cárdenas, tras el enésimo documento dirigido a Javier Márquez. Céspedes recuerda que no es la única situación de este tipo que se da en el Polígono de El Valle, ya que todavía está por solventar la cuestión de la titularidad de las plazas y otros espacios públicos en torno al Paseo Virgen del Rocío y alrededores. El hecho de que el Ayuntamiento no se haga con este suelo común, para lo que reclama a sus titulares que las cedan de forma gratuita, impide que estas sean cedidas a la Junta para que, a su vez, la Administración regional ponga en marcha obras de remodelación en la barriada. Al respecto, el otro gran colectivo de El Valle, “Passo”, trató, sin éxito, de poner en marcha una mesa de trabajo, a tres bandas, con la presencia de representes de la Consejería de Fomento y el Ayuntamiento, para buscar soluciones.

En cuanto a la nueva calle peatonal entre La Lunes y Flores de Lemus, la Administración local articuló ya la correspondiente retención de crédito, lo que da garantías. La concejal Rosa Cárdenas precisó que, de hecho, ya se trabaja en el proyecto que recoge las obras necesarias que harán posible el acceso entre las dos vías.

La dotación presupuestaria para hacer posible la expropiación se aprobó en el último pleno de la Corporación Municipal, aunque se trabaja en ello desde hace años. Además, en un primer momento se valoró la cuantía necesaria en unos 90.000 euros y, finalmente, fue precisa una modificación para ampliar esta partida y, de esta forma, hacer frente a los gastos generados. Los vecinos confían en que, por fin, tras dos décadas de demandas, muchas cartas y algunas protestas, se abra esta calle.

Casas que se vienen abajo en el corazón de la ciudad

La semana que viene saldrán a la calle a protestar los vecinos de El Tomillo y, a la siguiente, durante los próximos días 2, 3 y 4, harán los propio habitantes del barrio de San Juan, también a los pies del cerro de Santa Catalina y el castillo. En este último caso, la indignación crece desde que, a raíz de las últimas lluvias de febrero, se registraron daños graves en viviendas, como el ocurrido en la calle Vicario y otros inmuebles de la zona. Posteriormente, se dio un hecho similar en una vía cercana, llamada Alegría. Esta situación no es nueva, como denuncian las asociaciones de la zona, como “Torre del Concejo” y este malestar cristalizó en las manifestaciones que hay convocadas. Además, se multiplican las pintadas y pancartas reivindicativas. El propio consejero de Fomento, Felipe López, responsable de los planes de vivienda de la Administración autonómica, acudió a esta parte de la capital para tender la mano al Gobierno local y reclamar una acción conjunta que permita intervenir antes de que el grado de deterioro vaya más lejos y sea irreversible.

El alcalde, Javier Márquez, por el momento, no ve con buenos ojos esta posibilidad y considera que hay otras prioridades para esta parte de la capital. El PSOE y Jaén en Común, los dos principales partidos de la oposición municipal, que se completa con tres concejales no adscritos, suelen llegar la delicada situación del casco histórico a los plenos de la Corporación Municipal, en busca del impulso de medidas del Gobierno local.