Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

Fiesta por los quince años de Úbeda y Baeza como Patrimonio Mundial

Las hermanas renacentistas preparan un gran acto conjunto para el 3 de julio

Aquello de que dos décadas no son nada solo vale si lo dice Carlos Gardel, porque en Úbeda y Baeza, sus tres lustros como Patrimonio de la Humanidad son mucho, lo suficiente para cambiar la vida de estas dos ciudades renacentistas que, 15 años después de que su nombre sonara en París como nuevos sitios incluidos en la lista de bienes Patrimonio de la Humanidad, que elabora la Unesco, nada es igual. Sus ciudadanos tienen más orgullo, más respeto por el patrimonio, mayor conciencia de la necesidad de colaborar para proyectar su imagen fuera y crecer dentro y, además, el sector turístico deja de ser una actividad anecdótica para suponer un pilar clave, con un tremendo potencial, para su futuro. “Hemos pasado de apenas 50.000 visitantes a 120.000”, ejemplificó la alcaldesa baezana, Lola Marín. No menos elocuente la cifra de la que presumió la regidora ubetense, Antonia Olivares, que recordó que su municipio tiene a disposición de los turistas un millar largo de plazas hoteleras. A estas hay que sumar unas ochocientas en Baeza. “Son las locomotoras turísticas jiennenses, junto con el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas”, dejó claro el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, que anunció que para celebrar el aniversario de la obtención de este sello, se vivirán “doce meses de música, teatro, arte, gastronomía y literatura”. “Hablamos de cultura con mayúsculas en estas dos ciudades y el resto del territorio provincial”, puntualizó Reyes en Fitur.

Y a que se debe este “milagro”. Nada tiene que ver con una intervención divina, sino que, como apuntó Reyes, se debe “al extraordinario patrimonio que atesoran estas dos joyas del Renacimiento y también por el esfuerzo que han realizado los dos ayuntamientos yendo de la mano, algo que no era normal en esta comarca, y que ha sido posible desde 2015”, según Reyes.

Marín, como máxima responsable municipal de Baeza, concretó que, al estar incluidas en el club de la Unesco y, tras la entrada en el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, en sus palabras, “estamos en todas las ferias internacionales de turismo, las más prestigiosas, las más lejanas, y las que están posibilitando que el nombre de nuestras ciudades esté sonando y estén de moda dentro del circuito patrimonial de España”. En cuanto al cumpleaños en sí, la alcaldesa de Úbeda avanzó que se organizarán, entre otras novedosas propuestas, la Ruta Marco Topo, dirigida al turismo familiar, y, entre otras, un producto gastronómico, que incluirá la edición de un libro con las recetas más singulares de las dos hermanas de La Loma. En los meses de julio y agosto, también habrá ofertas especiales en los establecimientos de las dos ciudades y, sobre todo, habrá sorpresas. “Queremos guardarnos cosas para mantener la expectación durante todo el año”, anunció. De entre todos los secretos, el mejor guardado es el del día de la fiesta, el próximo 3 de julio, jornada de la declaración. Solo una pista, se trabaja para organizar un acto a la altura de las circunstancias, conjunto y que se vivirá a caballo entre Baeza y Úbeda.

Un programa para vivir experiencias en la naturaleza

La Diputación de Jaén presentó en Fitur 2018 el nuevo programa “Turismo, aventura y deporte”, que potencia los recursos con los que cuenta Jaén como destino de naturaleza. El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, acompañado por el diputado de Promoción y Turismo, Manuel Fernández, informó sobre esta nueva línea promocional que aúna la oferta de naturaleza y de turismo activo de la provincia jiennense, recogida en un folleto desplegable con las diferentes actividades y citas previstas para este año 2018. El nuevo material e clasifica en diez grandes bloques: Jaén Naturaleza Capital o Paseando por los senderos; el Gran Sendero Bosques del Sur, las cinco vías verdes de la provincia; actividades náuticas, como rafting en piragua o kayac, paseos en el barco solar del Tranco o el programa Navegando por Jaén; actividades en bicicleta, con rutas de cicloturismo; la observación de fauna donde el lince, el avistamiento de aves o la berrea son protagonistas y, entre otras, el astroturismo, gracias a las tres zonas certificadas por Starlight y centros como el Cosmolarium de Hornos de Segura.