Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

El sol, un “no tan amigo” de la piel

Los casos de cáncer de piel aumentan según avanzan los años y los jiennenses son unos de los más afectados a ser una provincia eminentemente agrícola que queda expuesta a los rayos
Ver comentarios
  • EXPLORACIÓN. La dermatóloga Carmen Martínez examina los lunares de una de sus pacientes en la clínica.
    EXPLORACIÓN. La dermatóloga Carmen Martínez examina los lunares de una de sus pacientes en la clínica.

Llega el calor y, con él, las prendas de tirantes, vestidos, pantalones cortos y bañadores. Es el momento en el que la piel se vuelve la gran protagonista en las calles. Sin embargo, el radiante sol que tanto se esperaba se vuelve, a su vez, el mayor de los enemigos para la salud. La exposición de la piel prolongada y abusiva al sol es uno de los motivos principales por los que se produce el cáncer de piel, una de las enfermedades que más avanzó entre los jóvenes en las últimas décadas.

La población jiennense vio aumentado, en gran medida, los casos de cáncer de piel. Francisco Extremera, dermatólogo de Jaén, afirma que, desde que terminó la residencia a ahora, “se ha multiplicado por diez el número de los distintos cánceres de piel en la capital. Y no solo eso, sino que avanzaron la edad de presentación. Antes eran los abuelos, pero, ahora, es en gente joven, con unos treinta años”. Según comenta, los jóvenes suelen enfrentarse a calcinomas en sitios donde, habitualmente, no da la luz, ya que, según aclaró Extremera, se desnudan a tomar el sol. La vieja moda de estar morenos. Una corriente que provoca un alto riesgo a sufrir cualquier tipo de cáncer de piel, sobre todo, el melanoma. Este tumor es el cáncer de este tipo que más muertes causa entre los jóvenes junto con la leucemia infantil. Así lo expone Fátima Moreno, dermatóloga del Complejo Hospitalario de Jaén y coordinadora, junto con Carmén Martínez, de la campaña Euromelanoma de la Fundación Piel Sana, que forma parte de la Academia Española de Dermatología. “El melanoma es el tumor más frecuente y el que puede producir la muerte en personas más jóvenes. Es muy importante la prevención y la detección precoz de aquellas lesiones que puedan ser sospechosas. Además, está directamente relacionado con la eposición aguda intermitente de los veranos”, subraya Moreno.

La dermatóloga indica que, en la provincia jiennense, otro de las consecuencias del sol sobre la piel que más extendida está es el fotoenvejecimiento. La principal causa que señala como “culpable” el que Jaén es una zona eminentemente agrícola. Con respecto a las edades, la tendencia marca que, cada vez, hay más jóvenes que padecen cáncer de piel. Sin embargo, Moreno establece que en Jaén hay un promedio de pacientes con edades bastante elevadas (más de 60 años). “Los tres últimos casos de melanoma que tuve fueron en espalda y en tres pacientes mayores de 70 años”, dice la dermatóloga. Asimismo, Moreno subraya que, normalmente, en las mujeres jóvenes el melanoma suele ser en miembros inferiores y en el varón, en la zona del tronco. Mientras que, en los mayores, es más frecuente en la zona de la cara en forma de una mancha en el rostro o cuero cabelludo.

El cáncer de piel es una de las enfermedades que más fácil se pueden autodetectar. Sin embargo, esta iniciativa aún no llegó a la población. Agustín Buendía, dermatólogo jiennense y coordinador de la campaña Euromelanoma a nivel nacional, destaca que, en una encuesta realizada a más de mil personas entre 20 y 50 años, con hijos en edad escolar, se comprobó que el 22% no revisó nunca los lunares de sus hijos, el 50% nunca se los examinó a su pareja, el 75% jamás fue a un dermatólogo en consultas y el 42% nunca pidió que les miren la espalda para ver si tienen alguna lesión.

Los tumores se duplican en españa

El cáncer de piel aumentó considerablemente en las últimas décadas. Tanto que, en España, se duplicó. Y, en algunos tipos de cáncer de piel, incluso se triplicó. Se espera que, en las próximas décadas, esta tendencia continúe aumentando. Tanto, que la Organización Mundial de la Salud considera que es el cáncer más frecuente. Además, el melanoma, es el cáncer de piel de mayor trascendencia. Tiene una alta mortalidad y es el que más aumentó en los últimos años.

peligros de la exposición solar intensa

A corto plazo, el efecto más indeseable son las quemaduras y a largo plazo la exposición solar repetida acelera el envejecimiento cutáneo. Sin embargo, lo más peligroso es que esto constituye el principal factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de piel, especialmente de melanoma. Actualmente, hay una tendencia al excesivo bronceado, especialmente en los más jóvenes. El bronceado no es sinónimo de salud, ya que es un mecanismo de defensa de la piel ante una agresión externa