Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
22:30
h
URGENTE

El Museo Íbero ya tiene plan

La colección permanente tendrá 3.357 piezas, dividas en 8 áreas temáticas, y no estará hasta 2021

En octubre hará doce años, la Delegación de Cultura de la Junta anunció que había solicitado al Estado la cesión de piezas de relumbrón para la apertura del Museo Íbero, las damas de Baza y Elche, ni más ni menos, joyas de esta cultura, acordes a la importancia de la inauguración de un centro que, al final, no llegó hasta el pasado 11 de diciembre de 2017. En aquel otoño de 2006, ya se anticipó que una comisión de expertos trabajaría en cómo renovar el Museo Provincial y dotar de contenido el gran espacio monográfico que se proyectaba. Ayer, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, por fin, presentó el plan museológico. Los tochos con este prolijo documento técnico estaban “sentados” en una mesa del auditorio del Museo Íbero, que ya sí existe, en la que el consejero dio detalles del trabajo que queda por hacer para que, esta vez en 2021, el centro ya esté al completo, es decir, tengan razón de ser y se exhiban las 3.357 piezas que conformaran su colección permanente. Hay que tener en cuenta que, desde su apertura al público, los casi 55.000 visitantes recibidos solo han podido ver el contenido de la muestra temporal “La dama, el príncipe, el héroe y la diosa”. “Es palabra de ley”, dejó claro el responsable de Cultura, para asegurar que, esta vez sí, la fecha se cumplirá. “Si no, no haríamos este comparecencia”, zanjó.

¿Que es lo que queda por hacer? lo primero de todo es lograr el visto bueno de la entrega, para su depósito en el Museo Íbero, de las 2.656 piezas que pertenecen al patrimonio del Estado. Este trámite, fruto de una buena sintonía que, como dijo Vázquez, sí hay con el actual ministro de Cultura, el almeriense José Guirado, se resolverá, aseguró, sin complicaciones. El consejero desveló que el anterior secretario de Cultura, Fernando Benzo, le remitió una misiva en la que cuestionaba la necesidad de abrir el propio museo, a pesar de que el acuerdo con el Ministerio del ramo está en el germen mismo del espacio museístico. Una vez despachado este trámite, la Junta confía en que, después del verano, se licitará el proyecto museológico. En esta fase, más o menos, se invertirá un año y, por lo tanto, como pronto, hasta 2020, no se comenzará a ver parte de la exposición permanente. Ello será posible por estar dividida la colección en ocho áreas temáticas, tal y como explicó el director general de Bienes Culturales y Museos, el ubetense Marcelino Sánchez: las ciudades, los santuarios, las necrópolis, la evolución social, religiosa y administrativa, la llegada de Roma y la segunda guerra Púnica. “Se montará por fases, así que, conforme sea posible, se irán instalando áreas”, aclaró Vázquez que insistió en que, en cualquier caso, no habrá que esperar más allá de 2021. De una forma u otra, además, el consejero dejó claro que el espacio “estará muy vivo”. Esta característica se apoya en que el íbero será el contenedor que reciba las piezas que salgan a la luz en las excavaciones del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica, con sede en Jaén, pero que trabaja en toda la comunidad, y porque en los almacenes del museo habrá 5.837 fondos, algunos que habrá que catalogar, destinados al estudio científico. Esta condición de “almacén” es clave para uno de los anuncios que hizo ayer el consejero, que apuntó que la exposición “La dama, el príncipe, el héroe y la diosa” mutará en octubre. La necesidad de devolver algunas piezas a sus museos originales obligará a replantear la colección temporal. El hecho de que haya ya muchas piezas donde elegir, da tranquilidad a Cultura para afrontar este pequeño cambio, antes del definitivo que supondrá la configuración de la exposición final. Este trabajo, por cierto, implicará una inversión de 5,8 millones de euros, a lo largo de los ejercicios presupuestarios 2019, 2020 y 2021, lo que hace que el dinero público global para el Museo Íbero ronde, al final, los 32 millones.

Vázquez se mostró muy agradecido con la labor de las mujeres que, en sus palabras, “alumbraron” el documento que da sentido al centro. Son la directora Concha Choclán, Irene Calabria, Barca Domech, Ainoa Rodríguez Rueda, Ana Herranz y Beatriz Sánchez. Fruto de la redacción del plan museológico ya se trabaja, en la sala de restauración, con la idea de prepararlas para su posterior exhibición, en objetos encontrados por los arqueólogos en Baécula (Santo Tomé) y Piquía (Arjona).

“Los tiempos de los políticos no son los de los mortales”

Su defensa desde que solo era una vaga idea de la construcción del Museo Íbero en la capital, le valió a Pilar Palazón Palazón la concesión de la Medalla de Oro de Andalucía, también tiene el reconocimiento del Ayuntamiento, por este afán, mantenido a lo largo del tiempo, contra viento y marea, y, más allá de distinciones oficiales, todo aquel que conoce algo del proyecto sabe que la insistencia de esta jiennense es clave en la consecución de este logro para la ciudad gracias, en buena medida, a la labor de la Asociación de Amigos de los Íberos que preside. Eso sí, las últimos plazos hechos públicos, que hablan que no será antes de 2021 cuando esté lista la colección permanente del centro, lejos de tranquilizarla, le animan a no cejar en su particular lucha. “Son tres años más y lo veo muy lejano. Los tiempos para los políticos son distintos que para los mortales”, reflexiona. Y, aunque entiende que se trata de un centro igual de ambicioso que ansiado, está convencida de que hay medios para acortar plazos. Es más, Palazón recuerda que, en este momento político que vive España, se da una circunstancia propicia para terminar cuanto antes este sueño. “Hay que aprovechar el claro de luz que supone que la Junta y el Gobierno central sean del mismo signo, porque ya hemos visto que el PP ha puesto muchos obstáculos anteriormente”, argumenta. La presidenta de “Amigos de los Íberos” está convencida de que, para llegar antes a la puesta en marcha de la muestra definitiva, se tendría que haber licitado el proyecto antes del verano, no haber esperado a las puertas de agosto para comenzar con el proceso administrativo. Además, cree que hay que apelar a dos personas con “sensibilidad” como son la actual vicepresidenta y exministra de Cultura, Carmen Calvo, en palabras de Palazón, “comprometida desde el primer momento”, y el actual titular de esta cartera, el almeriense José Guirado. “Mientras que me quede algo de fuerza, yo voy a seguir dale que te pego”, sostiene a sus fantásticos 86 años. Prueba de este compromiso es el gesto que protagonizó el 11 de diciembre de 2017 cuando, en presencia del Rey Felipe VI, trató de arrancar el compromiso de la Junta de Andalucía de que, el próximo año, tanto Su Majestad como la presidenta de la Junta, Susana Díaz, regresarían al Museo Íbero para “reinaugurarlo”, esta vez, con la colección permanente. “Es lo único que nos queda”, dejó claro, convencida del poder de la reivindicación para la consecución de logros para la ciudad y la provincia.

1piezas de las ocho provincias

Aunque el grueso de los hallazgos relacionados con el mundo íbero está en suelo jiennense, de ahí la construcción del museo en la capital, cuando esté lista la colección permanente del centro, los visitantes podrán admirar piezas provenientes de las ocho provincias andaluzas y también de Cástulo, en Linares, previa cesión de otros museos.

2de huelma y porcuna

Las piezas que se guardan en el almacén íbero, las que tienen que llegar y las que se exponen son de altísima calidad, pero la Consejería de Cultura llama la atención sobre dos conjuntos concretos, como son el de Cerrillo Blanco, en Porcuna, y el del Pajarillo, de Huelma. Entenderlos es conocer la importancia de esta civilización en la Península.

3linajes y más allá

En la aproximación que se propondrá a aquellos que acudan al Museo Íbero, una vez que la muestra permanente esté lista, habrá dos conceptos claves, el linaje, para entender los orígenes del desarrollo de esta cultura, y los enterramientos heroicos, con el concepto del príncipe que es capaz de enfrentarse a fieros monstruos para trascender.

4el doble en depósito

Si notable será la muestra permanente, con 3.356 piezas al alcance del visitante, no menos importante para los investigadores será el fondo que quedará en depósito, con prácticamente el doble de lo que quedará a la vista. Todos los hallazgos que salgan a la luz también tendrán como destino este espacio museístico que será de excelencia.