Actualizado
miércoles, 22 noviembre 2017
18:38
h
URGENTE

El “interés común” desbloquea la apertura del Museo Ibero

El Ayuntamiento renunciará a la titularidad del terreno y tramitará la licencia
  • ADMINISTRACIONES. Ana Cobo, delegada del Gobierno andaluz; Francisco Reyes, presidente de la Diputación Provincial; Javier Márquez, alcalde de la capital; la subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina, y el delegado del Ministerio de Economía y Hacienda en Jaén, José Luis Arquillos, minutos antes del comienzo de la reunión, en el Ayuntamiento.
    ADMINISTRACIONES. Ana Cobo, delegada del Gobierno andaluz; Francisco Reyes, presidente de la Diputación Provincial; Javier Márquez, alcalde de la capital; la subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina, y el delegado del Ministerio de Economía y Hacienda en Jaén, José Luis Arquillos, minutos antes del comienzo de la reunión, en el Ayuntamiento.

En los dominios del alcalde, la sonrisa amplia con la que el presidente de la Diputación y la delegada del Gobierno andaluz salieron del salón municipal en el que se celebró la reunión a cuatro bandas sobre el futuro próximo del Museo Ibero, su apertura y la titularidad de los terrenos sobre los que se levanta, fue el primer indicio de que, después de varias semanas de guerra, las partes implicadas habían fumado la pipa de la paz. Después de los gestos, llegó el momento de la palabra y la más repetida, en los varios sinónimos que permite, fue: consenso. Y, de ahí, acuerdo, entendimiento.

“Hemos hecho lo que la gente quiere que hagamos. Existía un problema y nos hemos puesto de acuerdo para solventarlo en beneficio de la ciudad, de la provincia y de la comunidad autónoma. Hemos buscado la solución más práctica y razonable y siempre que hay entendimiento es bueno para la ciudadanía”, valoró Javier Márquez. Dejando atrás la salida que planteó hace un mes —consistía en que, como ocurre con el Museo de Málaga, el Ayuntamiento de Jaén cediera únicamente a la Junta la gestión del espacio, conservando la titularidad del terreno—, en la reunión se impuso la solución “intermedia” que propone Patrimonio del Estado: dado que la gestión del Museo Ibero forma parte de las competencias del Gobierno andaluz, la Administración local renunciará a la titularidad del suelo, que el propio Estado le cedió, en 2001, para que, inmediatamente, después, lo pusiera a disposición de la Junta para la construcción de esta infraestructura, y que esta solicite directamente al Estado su cesión.

¿Por cuánto tiempo? “La primera vez que hablamos con el Ayuntamiento de la cesión del terreno fue por 75 años, pero se permite que sea por tiempo indefinido, mientras que se mantenga el uso para el que se cede el terreno, con lo cual no se tiene por qué cerrar una fecha”, respondió a los periodistas la delegada del Ejecutivo autonómico, Ana Cobo. La subdelegada del Gobierno prometió que la Administración que representa pisará el acelerador en una tramitación que —según sus estimaciones— puede rondar desde seis a doce meses. “El Estado está de intermediario. Nos toca volver a recoger el bien y cederlo a la Junta y procuraremos agilizar los trámites”, subrayó Francisca Molina, que expresó su “satisfacción” por un acuerdo “tan fructífero”: “Todas las administraciones han mostrado altura de miras y hemos estado unidas por un interés común: que la ciudad de Jaén disfrute de un magnífico museo”.

Los plazos no son cortos e, incluso, en el mejor de los escenarios, exceden el último horizonte dado por la Junta de Andalucía como apertura del Museo Ibero, aunque sea de forma parcial, con una exposición temporal. Pero —como puntualizó el alcalde— una cosa es la tramitación de la propiedad del terreno y otra, la apertura del museo, cuya licencia el Gobierno andaluz solicitó y pagó hace ya cuatro meses. “Y lo que hemos priorizado es que se abra cuanto antes”, destacó Márquez.

“Si puede” ser, indicó que el equipo de Gobierno local “intentará” elevar al próximo pleno del Ayuntamiento la renuncia municipal a la titularidad del suelo para su reversión al Estado. Con el acuerdo alcanzado, la entidad local tendrá vía libre para iniciar el expediente para la concesión de la licencia. “El suelo es de nuestra propiedad y dar una licencia de este tipo en nuestra propiedad es un problema. Tendría que ser un acta de recepción. En el momento en el que no sea del Ayuntamiento, sí se podrá dar la licencia”, explicó el alcalde, que definió el acuerdo de “beneficioso para todas las partes”. Y lo es porque, a cambio de esta renuncia del suelo, como también destacó Márquez: “Hemos acordado expresamente que la Junta pondrá a disposición determinadas partes [del espacio museístico] para el Ayuntamiento y para la ciudad para hacer, previo control y con ordenanzas, otras actividades culturales compatibles con el uso del museo”.

“Es un acuerdo lógico y evidente, porque así lo plasmaba el informe de Patrimonio del Estado”, enfatizó la delegada del Gobierno, que, en un ejercicio de didáctica, remarcó en línea con las palabras del alcalde: “No es una renuncia a nada. El museo siempre va a estar en la ciudad de Jaén y, previo análisis y autorización, tiene unos espacios pueden ser para uso de toda la ciudad”.

Pero para todo eso era requisito “sine qua non” que las administraciones enterraran el hacha de guerra por la titularidad del terreno y desbloquear, a su vez, la concesión de la licencia de apertura, “necesaria” —recordó Cobo— para que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía apruebe el decreto de creación del Museo Ibero y la Relación de Puestos de Trabajo (36) que están asociados a él, con una partida presupuestaria superior al millón de euros al año. Y, en una tierra acostumbrada a los enfrentamientos casi por todo, incluidas aquellas infraestructuras que generan consensos, el entendimiento llegó porque —como resumió la delegada del Gobierno andaluz—: “De esta reunión solo se podía salir con un acuerdo. Cada uno hemos hecho nuestro papel y por fin tendremos este museo de arte ibero tan esperado”.

En este sentido, Cobo insistió en el último trimestre del año —“octubre o noviembre”, apuntó el alcalde— como fecha para la apertura parcial de las instalaciones, a través de una exposición temporal sobre las figuras de la dama, el héroe, el príncipe y la diosa, reconocibles en los valiosos yacimientos arqueológicos que se han desentrañado en la provincia.

Con el pensamiento puesto en la “preocupación” de la ciudadanía ante el nuevo obstáculo que suponía el enroque en la titularidad del suelo en el largo camino de dos décadas que lleva andado el proyecto del Museo Ibero, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, calificó el acuerdo alcanzado de “buena noticia”, ya que permitirá —valoró— que, “antes de que acabe 2017”, abra sus puertas una infraestructura en la que se han invertido 26 millones de euros “con recursos de todos los jiennenses y andaluces”, y, además, reiteró que, cuando esté en uso, será una parada “fundamental” en la ruta turística de El viaje al tiempo de los iberos, vertebradora de la cultura y del territorio provincial y estímulo de su economía.

cuatro bandas

reunión. Con el fin de encontrar una “solución constructiva” al último obstáculo en la apertura del Museo Ibero, el alcalde convocó, para ayer, la Mesa de Seguimiento del convenio suscrito en 2001 para la construcción de esta infraestructura. Por el Estado asistieron la subdelegada del Gobierno y el delegado del Ministerio de Economía y Hacienda; por la Junta, la delegada del Gobierno andaluz, y por la Diputación, su presidente, además del propio regidor.