Actualizado
domingo, 17 febrero 2019
00:01
h
URGENTE

El ave que deja sin tren a Jaén

Las plataformas granadinas rechazan el proyecto de alta velocidad y piden a los jiennenses que también protesten
Ver comentarios

Granada ve cómo su metro y tranvía circulan en pruebas mientras que las máquinas trabajan en la construcción de la línea de alta velocidad. Forman un paisaje urbano con el que soñaría Jaén, pero, paradojas del destino, para miles de granadinos se ha convertido en una auténtica pesadilla. Quieren el AVE, pero de otra manera. Por eso, ya han salido a la calle para protestar en una auténtica batalla contra el proyecto de la alta velocidad. Y no será la única: el 12 de marzo habrá otra manifestación.

Marea Amarilla y Granada en Marcha se han convertido en las dos grandes plataformas que agrupan miles de voluntades contra ese AVE. De hecho, solo hay que pasear por los barrios de La Chana o La Rosaleda para encontrar cientos de pancartas en los balcones en los que se lee: “El AVE, así no” o “AVE soterrado, sí o sí”. Y curiosamente, este AVE, que muchos granadinos detestan, ha sido el que ha quitado seis trenes que pasaban por Jaén y tenían parada en Linares-Baeza en estos años. Sus “víctimas” son dos trenes hotel Granada-Barcelona, dos media distancia —Granada-Linares-Baeza— y cuatro talgos —Granada-Madrid—. José Luis Zurita es portavoz de la plataforma Granada en Marcha: “Quiero hacer un llamamiento a los ciudadanos de Jaén y Almería para que se sumen a nuestras reivindicaciones y participen en las movilizaciones. Exigimos que se recupere la conexión con Moreda, que nos permite viajar desde Granada a Madrid por Linares-Baeza. Los trenes están en las cocheras y los sindicatos nos dicen que no haría falta una inversión millonaria, como comenta el Ministerio de Fomento. Con un curso de 15 días para los maquinistas —porque llevan dos años sin pasar por ese trazado— sería más que suficiente”.

Por otro lado, Francisco Rodríguez, portavoz de Marea Amarilla, añade: “Exigimos la reconexión por Jaén a través de Moreda para poder tener enlace con Madrid, algo que perdimos hace 700 días. Y a partir de ahí que las administraciones se sienten en una mesa y hablen porque queremos que venga el AVE, pero no a cualquier precio”. Asimismo, José Luis Zurita anuncia que se prepara una gran concentración en Moreda —punto de enlace de las vías de Almería, Granada y Jaén— para exigir que se recupere el trazado Moreda-Estación de Linares-Baeza para recuperar la conexión con Madrid. “Queremos que la gente de Almería, Granada y Jaén se sumen a esta acción reivindicativa”, manifiesta. Ahora, los granadinos solo pueden viajar en tren hacia Almería. Para cualquier otro destino, han de tomar un autocar que los lleva hasta La Bobadilla —Antequera— y allí coger el tren AVE que viene de Málaga, que los sitúa en Córdoba y, a partir de allí, en cualquier otro destino.

los problemas del AVE. Miles de granadinos no quieren el AVE porque entra por superficie —y no soterrado—, por lo que parte en dos los barrios de La Chana y La Rosaleda. Además, los vecinos ven cómo dos grandes muros se levantan en sus calles —para separar las vías—. “Esto es inadmisible. Queremos que el tren entre por debajo de la tierra”, afirma José Fernández Ocaña, presidente de la Asociación de Vecinos La Chana, una zona en la que residen alrededor de 50.000 personas. De hecho, muchos residentes comparan este muro que parte sus calles con el que prometió hacer Donald Trump con México.

Otro de los problemas está en la Variante de Loja. Por ahí el tren AVE iría por un recorrido del siglo XIX, es decir, a una velocidad muy baja. Y, por último, para abaratar el proyecto, se ha quitado la doble vía. El ferrocarril que ahora se coloca tiene doble ancho —para que pasen los dos tipos de trenes—. Además, esto ha hecho que túneles como el de Quejigares o viaductos, como el de La Viñuela, que ya están hechos, no se utilicen, ya que se hicieron para dos vías y al final solo pasará una. “Exigimos que se nos reconecte por Jaén y se replantee el proyecto para hacer un AVE acorde y no perder los enlaces con Jaén”, se demanda.

Manifestación el 12 de marzo
idcon=12647374;order=14

En Granada existe una sensación muy positiva. Mucha gente está convencida de que la presión en la calle vale y que, si se protesta, se pueden cambiar las decisiones políticas que no gustan. La marcha atrás del Gobierno andaluz respecto a la fusión hospitalaria, que ha acabado con el mantenimiento de los dos hospitales completos, ha sido un ejemplo claro que ha calado en la ciudadanía.

Por eso, se quiere trasladar este espíritu reivindicativo a la causa del tren. José Fernández Ocaña, presidente de la Asociación de Vecinos La Chana; Francisco Rodríguez, portavoz de Marea Amarilla, y José Luis Zurita, portavoz de Granada en Marcha, presentaron la manifestación del próximo 12 de marzo, que se celebrará a las doce del mediodía en Granada. Fue en un acto celebrado en el Camino de Ronda, justo encima del trazado por el que se proyecta el AVE —que no aprueban los vecinos— y de las vías que unían Granada con la provincia jiennense, por las que ya solo pasa el tráfico ferroviario que viene desde Almería.

Además, la Marea Amarilla integra a colectivos como “Plataforma por el AVE soterrado Estadio de la Juventud”, asociaciones de vecinos Bobadilla, La Chana, Angustias y Encina, la Plataforma “Salvemos la Vega” y la asociación “AVE sí, pero no así”, de Loja (Granada). Estos colectivos piden apoyo a Jaén para que exija también que retornen los trenes desde Granada.

Las obras para incrementar la velocidad desde la capital hacia Madrid continúan totalmente paradas
idcon=12647387;order=19

El trazado conocido como de “alta velocidad” para Jaén —expertos tienen más dudas sobre esta denominación, aunque sí que reconocen que mejorará mucho la conexión pero sin alcanzar las velocidades que exige esta denominación— sigue totalmente parado. En realidad, se trata de remodelar la vía que va desde Jaén hasta Linares-Baeza para agilizar el ritmo de los trenes. No obstante, desde la capital hasta Las Infantas todavía quedan demasiados proyectos pendientes, como puentes para salvar carreteras y solucionar problemas de arcillas expansivas —los mismos que levantan la Autovía de Sierra Nevada entre Las Infantas y la salida de la capital—.

Precisamente, una vez que se llega a Las Infantas, se vuelve a tomar el trazado por el que ahora circulan los trenes, pero se ve muy lejos el fin de las obras en el otro tramo que queda pendiente, que es el que une la Estación de Linares-Baeza con Casas de Torrubia, es decir, en las inmediaciones del yacimiento de Cástulo. Por ahí se han movido tierras, se ha esbozado la plataforma ferroviaria y poco más. De hecho, el último proyecto sucumbe, al igual que lo hace el AVE de Granada, a una sola vía para abaratar los costes. Por eso, pese a las dimensiones de la plataforma, solo habrá trazado para que pase un tren. No obstante, solo hay que ver las obras para adivinar que a este proyecto todavía le queda mucho trabajo por delante porque las obras se hacen muy despacio y, tal y como ocurre ahora, se paran durante largos periodos de tiempo.

Fue el 22 de julio de 2002 cuando los ministros Cristóbal Montoro y Francisco Álvarez Cascos colocaron la primera traviesa de la línea ferroviaria de Alta Velocidad Jaén-Madrid. Fue cerca de la Estación de Vadollano —en el trazado que va desde Linares-Baeza hacia Vilches—. Junto a los ministros asistieron a ese momento histórico el entonces delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado, y la que fue teniente de alcalde de Linares, Isabel Ergueta. Sin embargo, pese a que pronto se cumplirán 15 años de esa efeméride, por aquí aún no ha circulado un solo tren de alta velocidad. De hecho, tampoco se le espera pronto.

La conexión con Algeciras detiene el puerto seco

Otro de los proyectos estratégicos para Jaén es el Puerto Seco de Linares-Baeza. El consejero Manuel Jiménez Barrios afirmó —la pasada semana— que el Gobierno andaluz tiene voluntad y compromiso para construirlo, pero insistió en que si el de España no acaba el trazado de Bobadilla a Algeciras no tiene sentido. “Sería un erial porque no pasarían los trenes de mercancías”, afirmó. Asimismo, quiso espolear a los empresarios: “Al igual que vemos a los de Valencia y Cataluña, los empresarios han de ser más reivindicativos y exigir los proyectos al Gobierno”.