Actualizado
miércoles, 26 septiembre 2018
09:37
h
URGENTE

El alcalde exige trabajo y “menos fotos” para echar a andar el tranvía

Felipe López acusa a Javier Márquez de “refugiarse en cosas que son mentira”
|
27/01/2018
  • REUNIÓN. Felipe López, Francisco Vañó y Juan Gómez Ortega, en la reunión mantenida en la UJA.
    REUNIÓN. Felipe López, Francisco Vañó y Juan Gómez Ortega, en la reunión mantenida en la UJA.

Si como sostiene Ciudadanos, muleta del gobierno socialista de Susana Díaz en la Junta, el tranvía, merced a su presión y su mediación, echa a andar en agosto, los encargados de ponerse de acuerdo para lograrlo disimulan muy bien que tienen ganas de llegar a un acuerdo. Dos semanas atrás, el consejero de Fomento, Felipe López, que, si llega el día, será uno de los que suscriba este pacto por el tren ligero, llamó al alcalde jiennense, Javier Márquez, que también debería de rubricar el documento, “filibustero”. Una cosa fea, porque en política se define a los que marean la perdiz solo por sus intereses. El regidor, como si se la tuviera guardada, ayer acusó a la Junta, y por ende a López que la representa, de buscar solo el “postureo” en un asunto tan serio como lograr que, tras casi siete años en cocheras, la ciudad pueda volver a aprovechar un medio de transporte en el que se invirtieron 120 millones de euros. Visiblemente molesto, en varias ocasiones a lo largo del viernes, el regidor explicó que la suspensión de la reunión entre las dos partes, prevista para el próximo 31 de enero, estaba motivada por su negativa a prestarse al juego de “hacerse una foto en las cocheras del tranvía”. “Lo que he dicho es que a trabajar cada uno a su casa, que es lo que se tiene que hacer”, insistió.

El máximo responsable municipal jiennense se mostró disgustado con el hecho de que, en su ronda de reuniones para explicar las bondades del tranvía y el plan que hay para reflotarlo, el consejero, al que acusó de “paseante”, no tenga “cinco minutos” para reunirse con él y abordar cuestiones que son indispensables, a su juicio, para “dialogar sobre el informe del Tribunal de Cuentas que reitera que el tranvía se construyó sin estudio de viabilidad previo, que sentencia que la Junta de Andalucía ha de devolver cantidades cobradas indebidamente al Ayuntamiento de Jaén, cuantificarlas, prever su devolución mediante inversiones a la ciudad de Jaén; y concretar cual es la participación de las distintas administraciones”. La gota que colmó el vaso, como se explicó a este periódico, fue el encuentro que López mantuvo con el Consejo Social de la Universidad de Jaén, en el que participó el presidente de este órgano consultivo, Francisco Vañó, y el rector de la UJA, Juan Gómez Ortega. Sobre este tipo de iniciativas, Márquez considero que se trata de “reuniones sin contenido para hacerse fotos de cara a la galería y sin concretar nada con el Ayuntamiento”. Antes de entrar a este foro, el consejero Felipe López, atendió a los periodistas para juzgar lo ocurrido y responder a las declaraciones del regidor. En un tono menos sereno del habitual en este político, le exigió rotundamente: “Que no se refugie en cosas que son mentira para dilatar un proceso que debe tener un final cierto en función de los intereses de los ciudadanos. Reuniones tendrá las que quiera, pero con planteamientos que sean entendibles por los ciudadanos”. “No hay más deuda que la que tiene el Consistorio con la Junta que ha ido al auxilio del Ayuntamiento para ayudarle a cumplir su compromiso para pagar los trenes a la empresa suministradora del materia móvil, lo que le está permitiendo pagar en cómodos plazos con un periodo de amortización de 17 años, con pagos trimestrales de menos de 300.000 euros”, sostuvo, como hizo hace ya dos semanas, después de que el alcalde se la recordará. “Ni postureo ni foto, porque nunca he estado ni estaré en las reuniones de esta comisión donde solo están trabajando los técnicos para avanzar en la reactivación del tranvía”, aseguró López que el último ofrecimiento pasa porque la Junta asume un 40% del déficit, la Diputación un 20% y el Ayuntamiento, el resto.

Manuel Fernández, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, lamentó que el alcalde haya dado este paso y creo que el freno al proyecto pueda comprometer, incluso, la concesión de los fondos europeos DUSI a la ciudad, y volvió a mirar al exalcalde, José Enrique Fernández de Moya y sus “presiones”, como líder del PP, para paralizar cualquier entendimiento.

Podemos ve otra “prueba de la mala gestión”

“Por decisiones como esta Jaén sigue a día de hoy con infraestructuras carísimas, pagadas con dinero público, ineficaces, infrautilizadas o, como es el caso del tranvía, paralizadas. Esta situación, lejos de ser una anécdota, ilustra el día a día de nuestra ciudad”, juzga el Coordinador General del Consejo Ciudadano Municipal de Podemos, Lucas Martínez, sobre la decisión de suspender las negociaciones sobre el tren ligero, por lo que se muestra muy crítico con el alcalde.

“Nueva tomadura de pelo a los ciudadanos”

El portavoz de Jaén en Común en el Ayuntamiento, Manuel Montejo, se mostró muy crítico con lo ocurrido tras un nuevo distanciamiento entre la Junta y el Gobierno local para reactivar el tranvía. “Es un a tomadura de pelo a la ciudad. El debate sobre el tranvía está ya superado y solo queda dar los pasos para echarlo a andar. No sabemos si solo responde a cálculos electorales”, reflexionó el político.