Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
17:01
h
URGENTE

El aceite entra en una guerra de precios que amenaza al agricultor

Deoleo avisa de presiones para que bajen el valor en los supermercados
  • JORNADAS. Francisco Reyes, Cristóbal Cano, Rodrigo Sánchez Haro y Pierluigi Tosato en el foro organizado por UPA.
    JORNADAS. Francisco Reyes, Cristóbal Cano, Rodrigo Sánchez Haro y Pierluigi Tosato en el foro organizado por UPA.

No hay criterios objetivos para que, cada día, a los agricultores jiennenses se les pague menos por su aceite de oliva. Sin embargo, la cotización del producto no para de caer en los últimos días. El mercado funciona, las exportaciones registran buenas cifras y hay zonas productoras, como Italia, que tienen claros indicios que llevan a pensar que tendrán menos producción que este año. En Jaén, ha llovido más, pero la cosecha todavía es incierta. El olivo abre ahora sus flores, por lo que todavía queda mucho para ver cómo será la cosecha.

No obstante, la cotización fue la protagonista de las jornadas de “Calidad y Valor del Aceite de Oliva”, que organizó la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). Ahí el presidente de Deoleo, Pierluigi Tosato, fue rotundo a la hora de dibujar el mercado. El máximo ejecutivo de la empresa que más aceite vende en el mundo dejó el mensaje de que existe una gran guerra de precios que hace que un producto de alta calidad se trate con algo que casi no tiene valor añadido, ya que vale más la cantidad y lo que cueste que, en realidad, la relevancia y las virtudes que tiene el producto.

“Deoleo comparte las preocupaciones de UPA. Vemos que en los mercados internacionales, los buenos aceites se transforman en una commodity —género básico— y se banaliza un producto de valor. No pasa solo en España, sino también lo vemos en mercados en los que no hacía falta banalizar el producto, como en Estados Unidos. Se baja peligrosamente la calidad y los precios se tiran. Queremos decirle al sector y a las instituciones que esta trayectoria no acabará bien. Hay un modelo en el que prima la cantidad y no el valor que se exporta desde España a Estados Unidos. Resulta muy peligroso. Nos vamos a cargar un mercado muy interesante. En Estados Unidos hay un vacío de norma, no se cumple con el COI. Existe un vacío que permite a envasadores de baja calidad que bajen los precios”, dijo el presidente de Deoleo. Por otro lado, advirtió: “Si seguimos esta trayectoria, el mercado de EE UU tendrá los mismos precios que vemos en España en menos de cinco años”.

Después de que el Gobierno de Donald Trump impusiera el arancel a la aceituna negra española, el sector —pese a que se considera un tema casi tabú— tiene el resquemor de que, cualquier día, Estados Unidos haga lo mismo con el aceite español. Respecto a este asunto, el gigante de la comercialización del producto es rotundo: “Puede ser un daño colateral si seguimos con esta tendencia. California tiene una actividad de “lobby” en Washington muy importante. Terminarán por tener éxito. La diferencia de precio entre los aceites californianos y algunos productores de España es del 100%. Esto es muy peligroso”.

Por último, Deoleo no describe un panorama optimista para el futuro: “Creo que, si cambia el ciclo, este país producirá mucho aceite. Veremos cosechas importantes de 1.800.000 toneladas, por lo que el precio bajará muchísimo. Esto es peligroso porque los supermercados aprovechan para mirar el Poolred y presionar a compañías como Deoleo para que bajen los precios. Se trata de una guerra para ver quien llega al precio más bajo en las promociones”.

iNTEGRACIÓN. El presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes, defendió la necesidad de caminar hacia la integración en el sector. “Estamos en una jornada en la que se abordará la bajada de los precios, que no tienen una explicación lógica. También el horizonte después de 2020, que ya se plantea con unas perspectivas que no son nada buenas para la provincia. Jaén ha dado pasos de gigante en los últimos años. Está la Diputación y la Junta, pero los dueños del aceite tienen que dar pasos para unirse y que haya más referentes en el número de vendedores. Se ha avanzado, pero no lo suficiente”. Asimismo, el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, destacó la importancia que tiene la nueva ley: “Queremos que aporte competitividad y crecimiento sostenible al sector. Apostamos para que reúna el sector productivo y la pequeña y mediana agricultura, que mantiene vivo nuestro medio rural. También impulsamos la incorporación de los jóvenes al campo y el papel de la mujer en puestos clave y de relevancia dentro del mundo rural. Son elementos claves para darle confianza a los mercados y a los consumidores, además de mantener a largo plazo el consumo”.

El secretario general de UPA en Jaén, Cristóbal Cano, indicó que competir en precios es el peor error: “La provincia es el lugar del mundo donde menos se paga el aceite en origen. Tenemos mucho que hacer y que trabajar. Algo no se hace bien cuando la realidad de precios que tenemos no responde a cuestiones objetivas. Vemos escenarios muy preocupantes que tenemos que revertir”.