Actualizado
sábado, 18 agosto 2018
21:20
h
URGENTE

Ecuador, muy presente en Jaén

El pueblo ecuatoriano celebra con éxito la efémeride de la independencia con un festejo en la capital
Ver comentarios
|
12/08/2018
  • CELEBRACIÓN. Miembros de la Asociación de Ecuatorianos Movimiento País, junto con aquellos que acudieron al festejo.
    CELEBRACIÓN. Miembros de la Asociación de Ecuatorianos Movimiento País, junto con aquellos que acudieron al festejo.

Un primer grito por la libertad se alzó un 10 de agosto de 1809 en Quito, Ecuador, frente al dominio español que se cernía sobre el país latino desde la llegada, en 1534, el capitán español Sebastián de Benalcázar. Así, son ya los 209 años que los ecuatorianos celebran su Día de la Independencia por todo lo alto en esta fecha, incluso estando a miles de kilómetros de su país natal. Ejemplo de ello fueron el centenar de personas que, ayer, festejaron esta fecha en Jaén con un encuentro donde reinó la gastronomía tradicional ecuatoriana y las exhibiciones del rico folclore del país.

El olor del pollo asado, la menetras y diversos guisos se entremezclaba con el sonido de la música y las conversaciones llenas de acentos latinos. No importó la lluvia, ni la cancha encharcada. Era un día que había celebrar y ninguna gota de agua iba a arruinarlo. A partir de las cuatro empezaron a llegar los primeros ecuatorianos a la cita, pero no estuvieron solos. Hasta la cancha de la cruz roja del Polígono del Valle se desplazaron una gran cantidad de jiennenses, peruanos y bolivianos. Una auténtica diversidad cultural que fue sinónimo de buen ambiente y diversión. “Los que hemos salido de nuestro país y nuestra tierra tenemos que adaptarnos a las costumbres del lugar donde estamos. Sin embargo, también traemos nuestras tradiciones, eso nunca lo dejamos atrás”, explica Natacha Orejuela, presidente de la Asociación de Ecuatorianos Movimiento País, quien lleva ocho años organizando esta cita. Por ello, indica que con estas fiestas buscan dar a conocer a la ciudadanía sus costumbres, así como a sus propios hijos para que no pierdan la riqueza de sus raíces ecuatorianas. Así, esta celebración se convirtió en un reflejo de la alegría que caracteriza al pueblo ecuatoriano y, sobre todo, de los valores y experiencias que regalan, cada uno, de ellos a su nueva tierra, Jaén.

Volver a las raíces con los sabores

Son un total de 604 los ecuatorianos que están censados en la capital jiennense. Muchos llevan largos año afincados en la ciudad, otros nacieron en ella, pero, en momentos como la Fiesta de la Independencia vuelven a sus raíces a través de, por ejemplo, su gastronomía. “Sentimos que estamos en nuestro país y no solamente nosotros. Es lo mismo que come la mayoría de Sudamérica y no solo sentimos esto los ecuatorianos, sino también todos los latinos”, afirma Natacha Orejuela.

Exhibición
de los bailes
tradicionales
idcon=13444482;order=9

Esta cita también se aprovechó para dar a conocer lo bailes folclóricos de Ecuador, los cuales son distintos en cada zona del país: en la región Costa (Litoral), la marimba; en la región Sierra (Interandina), el toro barroso, y en región Oriental (Amazónica), los shuaras. Tres tipos de bailes que completaron un día repleto de risas entre amigos, de mesas abarrotadas de los platillos más típicos preparados por los integrantes de la asociación y de, por supuesto, la buena música latina.