Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
12:59
h
URGENTE

Duro amanecer tras la tormenta

Agricultores pierden hasta la mitad de la cosecha por la lluvia de pedrisco
Ver comentarios
|
14/08/2018
  • DESTROZOS. Francisco Elvira muestra los daños que hizo la tormenta en su olivar, que le ha tirado media cosecha de los árboles.
    DESTROZOS. Francisco Elvira muestra los daños que hizo la tormenta en su olivar, que le ha tirado media cosecha de los árboles.

Después de la tormenta vino un duro amanecer. Francisco Elvira estaba ayer —a las siete de la tarde— con un tractor y una cuba de cobre. Se afanaba por curar los árboles para intentar que no se le cayeran más aceitunas al suelo. Cada fruto son céntimos de euro, aunque ahora mismo, envueltos en la tierra, ya no valen nada. Muchas de las aceitunas están “aporreadas” de la lluvia de pedrisco que le cayó. “El vigilante del coto dice que se tuvo que refugiar porque eran como bolas de golf”, recuerda Francisco Elvira. Ha perdido, en diez minutos —el sábado por la tarde—, miles de euros.

Su finca está en el término municipal de la capital. “Tengo una parcela de 5 hectáreas en la que se me ha ido media cosecha. Pueden ser 15.000 kilos de aceituna. Luego, en otra parcela, hay en el suelo alrededor de 2 kilos por árbol. Esta sí que espero que se recupere, pero la otra es una auténtico desastre”, narra Francisco Elvira. “Esa es la vida del agricultor. A veces, sequía y otra inundación”, dice este olivarero parafraseando un refrán que explica —con sabiduría popular— lo que le ha ocurrido. La tormenta descargó desde Las Infantas hasta Garcíez en Torredelcampo. Precisamente, en este municipio también existen algunas otras parcelas afectadas, aunque con bastantes menos daños que la de este agricultor.

El secretario general de UPA en Jaén, Cristóbal Cano, indica: “La tormenta sí ha hecho daño en algunas zonas. Tenemos daños en Alcalá la Real, concretamente, en Fuente Álamo, Puente Suárez y La Rábita. Nadie está protegido ante estas tormentas, por lo que hay que contratar seguros específicos frente al pedrisco”.

También existen algunas otras zonas con daños, aunque más puntuales, como Jódar, Alcalá la Rea, Mancha Real, Torredelcampo, Martos, Linares, Rus, Canena o, incluso, La Yedra. El secretario general de COAG, Juan Luis Ávila, también confirma los daños: “No han sido muchos en la provincia, aunque hay parcelas, como la de Francisco Elvira, que han sufrido muchísimos daños. A quién le pilló el pedrisco encima, le hizo polvo”.

la cara. Mientras que algunos agricultores han sufrido una pérdida de cosecha considerable, tal vez, al de al lado, la suerte le ha sonreído. No es habitual que en agosto caigan litros de agua del cielo, pero existen parcelas que han salido muy bien paradas. Las que tienen regadío, simplemente, han parado el riego, mientras que las de secano se han llevado una sorpresa que le viene “de perlas” y que se notará en el desarrollo del fruto durante las próximas semanas. De ahí las felicidad de los agricultores a los que les ha tocado el lado más positivo de las tormentas de este fin de semana.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir indica que hay zonas, como Siles, en las que han caído 24 litros por metro cuadrado en los últimos días. Otro de los pluviómetros mejor parados es el que se encuentra en el Aguascebas —cerca de Mogón y Villacarrillo—, que recibió 36,5 litros por metro cuadrado gracias a dos tormentas de verano.

Los campos de Alcalá la Real han sumado 20 litros por metro cuadrado, mientras que los pluviómetros de Los Villares cuentan con 16 más, La cabecera del Río Eliche recibió —en este fin de semana— 29 litros. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir señala que la media de precipitaciones en estos días en la provincia es de 5 litros por metro cuadrado. En cambio, esto no se puede entender desde este punto de vista, ya que las precipitaciones han llegado en forma de tormenta, lo que hace que haya zonas con casi 40 litros por metro cuadrado en agosto, mientras que en otras no haya caído una sola gota. En cambio, lo peor no es que llueva, sino que caiga una manta de pedriscos que destroce el olivar. Sin duda, estos agricultores son las auténticas víctimas de las tormentas del fin de semana.

España factura 2.000 millones en el extranjero gracias al zumo
idcon=13448173;order=9

La facturación de las exportaciones de aceite de oliva superó los 2.000 millones de euros, por lo que se mantiene por encima de la media, según comunicó el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en los boletines de comercio exterior de aceite de oliva y aceite de orujo de oliva del periodo entre octubre y mayo. El volumen de exportación se situó por debajo de las campañas anteriores, pero se observa una recuperación en los últimos meses. La mayor caída se sitúa en las salidas a Italia (bajan un 42%), el principal destino de exportación. Fuera de la Unión Europea, se han incrementado los valores unitarios, con mayores volúmenes en China (18%), Brasil (6%) y Australia (5%), y una disminución en Estados Unidos (-24%) y Japón (-8%).

En cuanto a las importaciones, sucede lo contrario, se han reducido en los últimos meses pero registra un valor por encima de campañas pasadas. Las entradas de terceros países se incrementaron en mayor medida y las importaciones de origen comunitario supusieron el 58% del volumen total importado. Por otro lado, la facturación de las exportaciones en el caso del aceite de orujo de oliva ha sumado 203 millones de euros, también superando la campaña pasada.

Las exportaciones aumentan en países dentro de la Unión Europea frente a la caída de salidas a terceros países, y aumentan los valores unitarios de exportaciones en todos los destinos. Las importaciones del aceite de orujo de oliva han crecido respecto a otras campañas y de manera más significativa en países comunitarios, donde se ha recuperado su producción. De esta manera, se vuelve a dejar clara la singularidad de esta campaña de comercialización.