Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
20:44
h
URGENTE

Cristo Rey da alas al Amor, el Perdón y
la Esperanza

Una saeta, el estreno de varias marchas y muchas emociones acompañaron a los tres pasos

El perdón, el amor y la esperanza son tres valores fundamentales que, en muchas ocasiones, los ciudadanos reclaman e, incluso, protestan por ellos en las calles cuando se comete alguna injusticia social. En este caso, fueron los jiennenses quienes, cargados de emoción, no quisieron faltar a la cita que personificó estas pasiones en las imágenes religiosas de la iglesia de Cristo Rey, de Jaén.

El tiempo respetó su tregua y, bajo una buena temperatura, cientos de personas se congregaron en la entrada lateral del templo para ver procesionar al Santísimo Cristo del Amor en su Prendimiento, al Jesús del Perdón y a María Santísima de la Esperanza, tres pasos que despertaron el fervor, la fe y las lágrimas de quienes los vieron recorrer las calles de la capital. Algunos de ellos lo hacían por primera vez, como fue el caso de María José Jiménez, que vino desde Úbeda para ver la procesión del Perdón, o María Josefa Rodríguez que, desde Bailén, el año pasado intentaron ver la salida de los pasos sin éxito alguno ya que, según indicó: “No encontramos dónde aparcar. Este año hemos venido con más tiempo. Me acompañan mis nietos, a los que les gusta mucho la Semana Santa”.

La expectación se respiraba en el ambiente minutos antes de que los tronos atravesaran el pórtico de la iglesia jiennense para hacer bailar a sus imágenes. La agrupación musical María Santísima de los Dolores “Rescate” de Linares comenzó a tocar justo a las 17:30 horas, respetando la puntualidad que exigía su cita con el cristo el Santísimo Cristo del Amor en su Prendimiento, que fue el primer paso en salir. Más de un centenar de costaleros se turnarían para lellevarlo durante su recorrido por la capital, que duró más de siete horas. A su paso, estrenaron dos marchas solo para él, como fueron “El encuentro” y “Salve maestro. Vítores y aplausos se sucedieron a su salida del templo. Era esperado por muchos y querido por todos. Sus penitentes lucieron túnicas blancas con cíngulos y bocamangas azules, el mismo color que portaban en sus caperuces y capas. “Hay mucho trabajo y sacrificio para que todos podamos disfrutar de esta procesión. Me gusta muchos escuchar las bandas. Es algo que me emociona”, destacó Cristina Cantero, una de las fieles que no quiso perderse este encuentro.

Uno de los instantes más destacables de esta procesión se produjo con la salida del Jesús del Perdón, imagen realizada por Francisco Palma en 1955 y vestida por Francisco Carrillo. Sobre su trono se representa el momento de la flagelación de Jesucristo, razón por la cual los más fieles guardaron silencio y respetaron la escena que estaban viendo. “Llevo muchos años viendo esta procesión. Este es mi paso favorito. Cuando lo veo, siento algo impresionante”, afirmó Jesús Sánchez mientras veía cómo ese trono bailaba ante él.

El paso estuvo acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores Monte Calvario de Martos, que estrenaron el tema “El perdón”. Además, bajo su trono fueron 70 los costaleros que se turnarían para procesionarlo. De esta manera, el templo se quedó vacío, temporalmente, con la salida de María Santísima de la Esperanza. Fue una de las imágenes más esperadas por todos. Estuvo seguida por la Banda de Musical de Nuestra Señora de la Amargura, cuyo integrante, Víctor Pérez, confesó: “El Domingo de Ramos no pudimos salir, fue una pena, pero con este paso nos hemos juntado 66 músicos, además de los más pequeños que forman parte de nuestra escuela de música”. Así, los fieles pudieron escuchar marchas como “Esperanza nuestra”, “Llueve en el cielo”, “Amanecer en Triana”, “Lágrimas de Esperanza”, y “La Virgen de los Desamparados”.

Este paso, que contó con dos cuadrillas de 35 costaleros cada una, vivió tres momentos muy destacables, como fueron el estreno de un relicario de la Madre Teresa de Calcuta, una petalada que un grupo de devotos organizó a su paso por la calle Maestra y la saeta que interpretó la cantaora jiennense María del Carmen Gersol desde un balcón frente a la iglesia de Cristo Rey.

“Fue una procesión muy emocionante. El Señor nos regaló un día claro. Estamos trabajando para que la imagen de María Santísima de la Esperanza se convierta en la primera Dolorosa de la provincia. El proceso está ahora mismo pausado, pero no así nuestras ganas e intenciones de seguir adelante y conseguirlo. Estamos muy contentos con estos pasos que, un año más, hemos podido compartir con todos los fieles y cofrades”, concluyó emocionado Juan Antonio Jurado, hermano mayor de la cofradía de El Perdón.

La medalla del recuerdo más dorado

En su interés por hacer que cada momento sea inolvidable, Diario JAÉN no dudó en estar junto a los más fieles para acercarles la medalla del Santísimo Cristo del Amor en su Prendimiento y de María Santísima de la Esperanza, dos de las imágenes más veneradas de la Procesión del Perdón. Bañadas en oro, muchos son los que ahora pueden lucir su fe más cerca del corazón.