Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
13:38
h
URGENTE

“Con saneamiento renovado, más sombra y sin barreras”

El Ayuntamiento afirma tajante que las obras tienen el visto bueno de Cultura
  • POR LA MAÑANA. Operarios colocan las vallas para cerrar el acceso a la plaza.
    POR LA MAÑANA. Operarios colocan las vallas para cerrar el acceso a la plaza.

Una semana después de lo previsto, pero con bríos, comenzaron ayer las obras de reforma de la Plaza Deán Mazas que el teniente de alcalde y concejal de Hacienda y Comunicación, Manuel Bonilla, en nombre del Gobierno local, defendió. “Son necesarias, puesto que se trata de cambiar todo el saneamiento de las calles colindantes, por los problemas de filtraciones en bajos y cocheras que padecen desde hace tiempo los vecinos”, aseguró en un comunicado en el que precisó que esta intervención correrá a cargo de la empresa concesionaria Aqualia. De ahí, que, como apuntó, la Administración local acometa la remodelación de todo el entorno, en una reforma que, tal y como apuntó, cuenta con el visto bueno de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. “Solo pretende ampliar el espacio para el ciudadano”, aseguró el edil. Este visto bueno es indispensable, puesto que la zona tiene nivel de protección C, lo que conlleva cautela arqueológica, conforme se recoge en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (Pepri).

El concejal Manuel Bonilla destacó que el proyecto contempla además una mejora de accesibilidad a este “espacio neurálgico de la ciudad”, con la colocación de pavimento y de mobiliario urbano de más calidad. “Ganará el peatón y ganarán los vecinos y turistas que visiten nuestra ciudad”, argumentó Bonilla que hizo hincapié en otra cuestión clave: “Lo que se pretende también es mantener toda la vegetación que da más sombra y además implantar los magnolios que, en su día, se retiraron de la Plaza de Santa María y se encuentran en el vivero municipal”. El fin que mueve la intervención, según los responsables municipales, es “revitalizar” y poner en valor un espacio monumental y, para ello, recordó, se opta por acometer la reforma en verano, para causar los mínimos perjuicios.

Por su parte, ayer, con las obras ya en marcha, el PSOE solicitó al alcalde, Javier Márquez (PP), la convocatoria del Consejo Local de Participación Ciudadana para que se analice el proyecto de la plaza. El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manuel Fernández, recordó que el consejo es el órgano con mayor representación ciudadana. Y es que, como lamentó, la reforma, dijo, “ha suscitado demasiadas voces en contra como para mover al alcalde a pensar con sosiego”.