Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE

Casado se hace con el liderazgo de la derecha

El palentino se convierte en el presidente de los populares con el 57,2% de los apoyos, mientras que Soraya Sáenz de Santamaría sale como la perdedora del congreso de la formación
  • DEMOCRACIA. Isabel Torres, Pablo Casado, Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, tras conocer el resultado de las votaciones en el XIX Congreso Nacional del Partido Popular.
    DEMOCRACIA. Isabel Torres, Pablo Casado, Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, tras conocer el resultado de las votaciones en el XIX Congreso Nacional del Partido Popular.

Cuatrocientos cincuenta votos. Esto es lo que le dio la Presidencia del Partido Popular a Pablo Casado, que se impuso a Soraya Sáenz de Santa María con el 57,2% de los apoyos. De este modo, el diputado por Ávila se alza como líder nacional, por lo que sucede a Mariano Rajoy en el cargo. Así lo anunció Ana Pastor, presidenta del cónclave, en el seno del XIX Congreso Extraordinario del Partido Popular. Aún así, antes de la proclamación del resultado de las votaciones, se escucharon gritos de “Pablo, presidente” en el salón principal, por lo que todos los compromisarios lo conocían. De esta manera, enmendaron el resultado de la primera vuelta, que dio la victoria a Santamaría con una diferencia de 1.158 votos.

En concreto, y con los datos sobre la mesa, la candidatura de Casado al Comité Ejecutivo se hizo con 1.701 sufragios (57,2%) frente a los 1.250 (42%) obtenidos por la lista de Sáenz de Santamaría, una diferencia de 451 y 15 puntos en favor del primero. Sin embargo, en las votaciones para la Junta Directiva Nacional, la diferencia fue de 438 votos, pues Casado sumó 1.689 apoyos (56,9%) y, por su parte, Santamaría 1.251 (42,1%).

El censo de electores era de 3.082 compromisarios, aunque la participación fue del 96,46% en la votación para el Comité (2.973 congresistas) y del 96,39% (2.971 personas) para la de la Directiva Nacional. En la primera se registraron 18 votos en blanco y cuatro nulos, mientras que en la segunda 28 en blanco y tres nulos.

El pasado 5 de julio, cuando los militantes que así lo desearon votaron por primera vez a la persona que preferían para suceder a Rajoy, un 36,95% votó a Santamaría (21.512 votos) y un 34,27% se decantó por Casado (19.954 sufragios). Es decir, entonces les separaron 1.558 votos y 2,68 puntos en favor de la exvicepresidenta, pero hubo otros cuatro candidatos en liza que en la segunda vuelta se unieron al nuevo presidente del PP.

Todo el salón del Hotel Marriot Auditorium conocía ya que el vencedor del Congreso era Casado antes de la proclamación oficial del resultado, también la derrotada Sáenz de Santamaría, quien entró al salón con gesto resignado e intercambió saludos con varios dirigentes, siempre escoltada por la exministra Fátima Báñez.

Entre los que saludó estuvieron el presidente del Senado, Pío García Escudero, que acompañó a Casado en el cierre de campaña, varios presidentes autonómicos como el gallego Núñez Feijóo, el castellano leonés, Juan Vicente Herrera, y los de las ciudades autónomas de Ceuta, Juan Jesús Vivas, y Melilla, Juan José Imbroda, con quien se fundió en un abrazo. También el ya expresidente del partido, Mariano Rajoy, ha besado a la que fue su “número dos” en el Gobierno, que le ha dado las gracias. Asimismo, hubo un beso entre Sáenz de Santamaría y la ya exsecretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, quien, tras ser apeada en la primera vuelta de las primarias, apoyó al ganador.

Tras ella, entró en el salón el vencedor del Congreso Nacional acompañado por su esposa, Isabel Torres, de Adolfo Suárez Yllana, hijo del expresidente del Gobierno, y del miembro de la dirección del Grupo Popular en el Congreso, Ignacio Echániz. Mientras se escuchaban gritos de “presidente, presidente”, Casado iba saludando a dirigentes hasta llegar a Rajoy, quien le aplaudió y le deseó “mucha suerte”. Junto al expresidente estaba su rival en el Congreso, quien ha besado a Casado y a su esposa, después abrazó a Cospedal y a Núñez Feijóo y posó junto a Mariano Rajoy.

Pablo Casado subió al escenario acompañado de su esposa incluso antes de ser proclamado presidente. Las raíces del nuevo líder del Partido Popular salen a relucir por el orgullo que mostró, además, la presidenta provincial del PP de Palencia, Ángeles Armisén. “Estoy encantada porque el máximo responsable del partido a nivel nacional sea palentino”, dijo, al mismo tiempo que valoró el mensaje de “unidad, generosidad y fortaleza” de Pablo Casado, una vez fue proclamado presidente de los populares. Así lo expresó poco después de participar en el cónclave del partido. En este sentido, la también responsable de la Diputación Provincial de Palencia, insistió: “Se abre un tiempo nuevo después de un proceso de democracia interna del que sale un partido más unido y fuerte que trabajará en las elecciones municipales y autonómicas por recuperar el Gobierno donde no lo ejerce y con las miras puestas en volver a dirigir el país”. Armisén dijo que siempre apoyó a Casado.