Actualizado
viernes, 24 mayo 2019
06:51
h
URGENTE

Campañas para ofrecer el camino hacia la libertad

La asociación AFAD realiza actividades dirigidas a jóvenes y familias
  • FORMACIÓN Y VISIBILIZACIÓN. Alumnos de uno de los talleres que organiza AFAD para los jóvenes.
    FORMACIÓN Y VISIBILIZACIÓN. Alumnos de uno de los talleres que organiza AFAD para los jóvenes.

Siempre hay un camino. Existen ciertos colectivos en la capital, y en el resto de la provincia, cuya labor no recibe grandes reconocimientos pero que son capaces de hacer magia, la que reside en devolver la ilusión a numerosas personas y a sus familias. Son aquellas que ofrecen ayuda a aquellos que tienen problemas, como la Asociación de Familias de Ayuda a Drogodependientes, AFAD, que brinda orientación y apoyo a las familias que estén perdidas y no saben dónde acudir, así como a aquellos que deciden retomar las riendas de su vida y dejar los malos hábitos a un lado. Disponen de profesionales y voluntarios que, de manera conjunta, desempeñan diferentes funciones y actividades. En las últimas semanas, realizaron una nueva campaña en la que persiguen dos objetivos, por un lado recordar el peligro de determinadas drogas, así como sus efectos y consecuencias, y por otra parte, visualizar que siempre hay una salida y que disponen de un teléfono las 24 horas del día para todos aquellos que necesiten de un apoyo, así como de las familias que solicitan información.

“Nuestro principal objetivo es atender a familias que no saben dónde acudir y orientarlos sobre cómo actuar en caso de que uno de sus miembros tenga problemas con alguna sustancia”, indica María Ángeles Jiménez, psicóloga sanitaria. El trabajo de esta asociación consiste en estudiar cada caso y analizar qué posible tratamiento sería el más eficaz y, en caso de localizar un problema de mayor gravedad, derivarlo a otros lugares como Proyecto Hombre. “Se pueden combinar distintos tratamientos e incluso trabajar con diferentes asociaciones”, asegura Jiménez. La organización, que cuenta con más de cuarenta familias, está localizada en la capital pero atiende a personas de cualquier punto de la provincia, aunque acuden sobre todo de lugares como Bailén, Mengíbar, Mancha Real y Jaén. Asimismo, y aunque se trata de una situación que puede afectar a un abanico de personas muy amplio, el perfil que más se repite responde a “un varón entre los 20 y los 40, y consumidores especialmente de alcohol, cannabis y cocaína”. Otro de los datos más reveladores que se dan desde AFAD es que “acuden muy pocas chicas, aunque son conscientes de que el número de afectadas no es mucho menor que el de hombres, pero si la decisión de pedir ayuda tanto de ellas como de sus familias”, afirman desde la asociación. Además de acompañarlos hacia una nueva vida libre y completamente diferente, desde AFAD realizan labores de prevención en centros educativos, cursos para jóvenes donde tratan asuntos relacionados con problemas de sexualidad, entre otros. Este mismo mes, realizarán otra campaña centrada en la concienciación, prevención y visualización. “Cada dos meses hacemos una formación, sobre todo a jóvenes y familiares”, relata la psicóloga. Otra de las actividades del colectivo es salir algunos jueves y viernes por la noche para repartir folletos y, en ocasiones, preservativos para los jóvenes. Una labor que realizan desde finales de los 80 y cuyo único fin es ayudar a aquellos que lo necesitan y mostrarles que la vida está llena de segundas oportunidades, e incluso que a veces puede ser maravillosa.