Actualizado
miércoles, 26 septiembre 2018
12:54
h
URGENTE
Reunión a varias bandas, para mañana, en Arquillos con el objetivo de examinar los análisis del caudal
idcon=13409512;order=3

Los alcaldes de Santisteban del Puerto, Navas de San Juan, Castellar, Montizón, Sorihuela y Chiclana, aparte del máximo responsable del municipio anfitrión, están citados para mañana a las doce y media del mediodía en el Ayuntamiento de Arquillos. Será una reunión a varias bandas, pues está prevista la presencia de responsables de la Diputación Provincial de Jaén, de Somajasa, de la Delegación de Salud de la Junta y, probablemente, del Gobierno central o la Confederación. El encuentro servirá para examinar los sucesivos análisis efectuados al agua procedente del pantano del Dañador y concretar el restablecimiento del servicio normalizado.

La subdelegada, Catalina Madueño, detalló que la Confederación, aparte de reducir los niveles de trihalomelatos, procede al lavado de filtros y la limpieza de tramos de conducción afectados. En unos días —aseguró, en un comunicado— se operarios limpian el tramo comprendido entre el depósito de carga y la zona de Banderín, labores que proseguirán en otros sectores. La Confederación igualmente pretende recuperar los niveles de los depósitos municipales y continuará con la toma de muestras para conocer la calidad del agua. Madueño elogió la coordinación y la respuesta de los ayuntamientos de la zona. La Subdelegación contempla inversiones de diez millones para renovar tuberías en mal estado, aunque sin concretar plazos de ejecución. Madueño indicó que el proyecto ya está en marcha, incluso con su redacción supervisada y pendiente de la aprobación técnica y prevista su próxima salida a información pública.

Ante el panorama el estado de ánimo de los vecinos de la comarca de El Condado varía desde la indignación hasta la resignación. En este sentido, los alcaldes, evidenciaron a Diario JAÉN tal circunstancia. El de Arquillos aseguró que la gente “tiene un cabreo como un demonio”, en referencia a que los problemas con el agua son recurrentes. Mientras, el de Santisteban precisó, que los vecinos “se lo toman entre la mofa y la preocupación”¡. “Hubo cierta alarma, pero también se han movido muchos memes”, remarcó en referencia a los archivos jocosos que circulan desde el viernes a través de Whatsapp sobre las restricciones y el supuesto retraso en la llegada de algún camión cisterna. El de Sorihuela, José Manuel León, consideró que es más “un asunto preventivo que una emergencia”, ya que la normativa rebajó los niveles de trihalometanos con los que el agua deja de considerarse apta para el consumo. No obstante, reconoce las molestias. El navero, Joaquín Requena, puso el énfaseis en que se cumple estrictamente el protocolo. Los habitantes condatenses observan, desde el viernes, cómo el agua sale por los grifos sin que puedan beberla, aunque sí sirve para ducharse y otros usos.

un precio muy elevado que genera un déficit

El alcalde arquillero, Miguel Ángel Manrique, denunció que el precio que pagan los municipios de El Condado por el agua está “entre los más altos de España”. Explicó que solo en el caso del Ayuntamiento al que representa, la factura genera un déficit anual de unos 70.000 euros, ya que la administración local no puede repercutir el coste en los recibos de los particulares, ya que estos resultarían “desmesurados”. Por ello, Manrique criticó que la calidad del servicio, “en pleno siglo XXI” no es acorde con el coste que supone para el conjunto de los habitantes de la comarca. En este sentido llamó la atención acerca de las múltiples incidencias ocurridas, desde hace años, habituales hasta que se construyó la nueva conducción entre el pantano del Dañador y el término munici- pal castellariego.

un problema “Estructural”
idcon=13409499;order=10

En el pantano del Dañador se centran todas las miradas a raíz de la crisis de suministro de El Condado. El embalse, situado en término de Montizón —cerca del límite con Ciudad Real— es, con 4,3 hectómetros cúbicos de capacidad, uno de los más pequeños de la provincia. Concretamente, como apunta el alcalde santistebeño, Juan Diego Requena, el origen del problema radica en la planta potabilizadora, que califica de “obsoleta”, ya que los trihalometanos surgen de la reacción de la materia orgánica todavía no tratada con el cloro, que se utiliza como sustancia desinfectante. Las autoridades españolas e internacionales consideran que se trata de sustancias muy peligrosas por su potencial cancerígeno.

Requena denuncia el “estado lamentable” de parte de las canalizaciones. De hecho, a pesar de las intervenciones ejecutadas en 2014 y 2015, después de otro episodio de contaminación por trihalometanos, quedan tuberías antiguas, por lo que los vecinos de la comarca esperan la renovación completa. “Hay tramos en estado lamentable”, asevera el también presidente provincial del Partido Popular.

Aunque ahora las incidencias son puntuales, hace años los cortes en el suministro resultaban habituales. Por ello, en la zona se habla de “problema estructural”, ya que las deficiencias no se dan en el resto de comarcas que conforman la provincia de Jaén.