Actualizado
viernes, 19 octubre 2018
13:45
h
URGENTE

Acuerdo “fino” por el tranvía

El Ayuntamiento espera llegar a un compromiso con la Junta en “semanas”
Ver comentarios
|
14/06/2018
  • MAYO DE 2011. Pruebas del sistema tranviario de la capital, con pasajeros, antes de que un juez dictara la paralización del transporte.
    MAYO DE 2011. Pruebas del sistema tranviario de la capital, con pasajeros, antes de que un juez dictara la paralización del transporte.
Las cifras
1,5
Millones reclama a la Junta el Ayuntamiento por exceso de cobro del tranvía.
25%
Del déficit del sistema tarifario del tranvía tiene que poner el Ayuntamiento.
5
Años hace que el anterior alcalde trató de devolver las llaves del tranvía.

Parece que está todo hecho con el tranvía, pero nada más lejos de la realidad, aunque sea poco probable, a tenor de las declaraciones de unos y otros, el acuerdo para la reactivación de este transporte, escenificado el pasado 11 de mayo en el Ayuntamiento, puede bloquearse. Aquel día, los tres protagonistas de la histórica jornada, tras siete años de dimes y diretes a cuenta de este proyecto, no firmaron ni un papel. El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López; el alcalde, Javier Márquez, y el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, estrecharon sus manos y lucieron sus mejores sonrisas, pero no estamparon su rúbrica en documento alguno. Ese hecho es, de todo, menos anecdótico, puesto que, aunque no lo parezca, las llaves de las cocheras de Vaciacostales, donde el tren ligero espera a que alguien lo saque a pasear, están todavía en el número 1 de la Plaza de Santa María, sede del poder local. El vano intento del antecesor de Márquez, José Enrique Fernández de Moya, de devolver las llaves a la Junta, en pleno mes de julio de 2013, le da una posición de cierta fuerza al actual regidor, que puede apretar a la Administración andaluza en la negociación para la devolución del sistema tranviario, sobre todo, porque Sevilla ya se atreve a dar plazos, como el de la puesta en marcha del tren ligero en abril de 2019, en plena fiebre electoral, entre los comicios autonómicos y los municipales del año próximo.

“Ahora queda hilar fino. Hay que firmar un nuevo convenio que resuelva las distintas cuestiones que hay encima de la mesa, como la deuda generada por el Ayuntamiento, como consecuencia de los vagones del tranvía”, aclaró ayer, en un comunicado, el teniente de alcalde y concejal de Hacienda y Contratación, Manuel Bonilla, al que el alcalde le encomendó una parte de las actuales negociaciones con la Junta, precisamente, las que tienen que dirimir como se hace “tábula rasa” y las dos administraciones clarifican cuales son sus derechos y sus obligaciones económicas antes de que los activos del sistema tranviario pasen de manos municipales a autonómicas. Y es que el Gobierno local se resiste a dejar de calificar el transporte como “un problema que generó el gobierno de coalición, formado por el Partido Socialista e Izquierda Unida, con el beneplácito de la Junta de Andalucía”. De ahí que Bonilla recuerde que ya son años los transcurridos desde que el PP, al frente del Ayuntamiento, solicita a la Junta que el tren ligero sea de carácter metropolitano y, de esta forma, se hace cargo de la mayor parte del déficit que genera su funcionamiento. Este ya es un logro, puesto que el Ayuntamiento, tras el cambio de la estrategia de la Junta, solo tiene que hacer frente al 25%, cuando, en un principio, la práctica totalidad del gasto tenía que ser soportado por las maltrechas arcas municipales. Pero hay más aspectos que limar, tal y como precisó Bonilla, que no tardó en sacar a colación el hecho de que el Ejecutivo regional tiene que responder a la reclamación del Ayuntamiento por el cobro improcedente de los recargos de apremio, a cuenta del pago de los equipos móviles del sistema tranviario y el 50% de la dirección de obra, y que el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas reconoce. “Se interpuso una reclamación a la Agencia Tributaria de la Junta de Andalucía para que reconociera el derecho a la devolución mediante la compensación de la deuda de los importes correspondientes a esos recargos”, aclaró. Recientemente, Bonilla desveló que la anterior titular de la Consejería de Hacienda, María Jesús Montero, flamante titular de la cartera ministerial homónima, en el Gobierno socialista de Pedro Sánchez, había mostrado su predisposición a atender esta exigencia, un entendimiento que Bonilla agradeció. Este paso puede suponer un ingreso para las arcas municipales de 1,5 millones de euros. Otra de las claves es fijar, como apostilló, “en que condiciones se hace el traspaso de todas las infraestructura del sistema tranviario”. “Tendrán que estar recogidas en el convenio que tanto Junta de Andalucía como el Ayuntamiento rubricarán en las próximas semanas”, dijo.

El consejero de Fomento, Felipe López, cree que esta nueva fase de negociación ocupará “los próximos meses”, aunque la voluntad es agilizar al máximo.

Los metros de Granada y Málaga sirven como ejemplo

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, afirmó ayer que, una vez aprobada el pasado martes la Declaración de Interés Metropolitano del sistema tranviario de Jaén por parte del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, la prioridad es avanzar en la elaboración de un nuevo convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Jaén para “facilitar su próxima puesta en servicio”. El objetivo, en cuanto a la elaboración del nuevo texto, es “reemplazar el existente y reflejar en el mismo el nuevo esquema en la titularidad y gestión de este sistema de transporte, asumido a partir de ahora por el Gobierno andaluz”. Durante su comparecencia en la comisión de Fomento y Vivienda del Parlamento de Andalucía, López precisó que, de acuerdo a la nueva fórmula, “el nuevo convenio reflejará una aportación por parte de la Junta del 75% del déficit tarifario, es decir, la diferencia entre la tarifa técnica, que cubre todos los costes operativos, y la tarifa real repercutida al usuario, correspondiendo el 25% restante al Consistorio, en línea con el marco de cooperación institucional establecido para los metros de Sevilla, Málaga y Granada, en funcionamiento comercial actualmente”. “Posteriormente habrá que seleccionar al personal y, por supuesto, desarrollar una labor pedagógica entre la ciudadanía para recuperar, mediante las propias pruebas y acciones de concienciación, el uso correcto de la infraestructura, que en estos años los ciudadanos ocupó con otros fines, como nos sucedió con el Metropolitano de Granada”, argumentó López que agradeció la buena disposición de todas las partes para el acuerdo.

pasos que hay que dar hasta abril de 2019

pliego de condiciones

El sistema saldrá a concurso

La Agencia de Obra Pública, que lleva la gestión de los metros y tranvías, prepara los pliegos para el concurso de prestación del servicio de operación, mantenimiento integral y puesta a punto del tranvía, mediante concesión administrativa, pero tutelado por la Junta.