Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
17:18
h
URGENTE

14.715 trabajadores detestan su empleo y buscan activamente otro

El 19,5% de los jiennenses que tiene trabajo se lanza a buscar otro puesto
14.715 trabajadores detestan su empleo y buscan activamente otro
14.715 trabajadores detestan su empleo y buscan activamente otro

Hay miles de jiennenses que seguro que en alguna ocasión han pensado cambiar de trabajo. En ocasiones, por un arrebato después de una mala jornada laboral o unos meses complicados en su puesto. En otras, después de meditar la situación. Sin embargo, todos estos no figuran en las estadísticas. Esconden su deseo y algunos dan la sorpresa cuando comunican a la empresa que se marchan a otro destino que consideran mejor. Sin embargo, esto es una corriente silenciosa que es difícil de detectar y, consecuentemente, de evaluar.

Pero hay otra que se ve mucho más y que hasta se puede medir. Son jiennenses que van todos los días a trabajar y que no se esconden a la hora de afirmar en un registro que quieren encontrar otro puesto de trabajo. Por eso, acuden a los servicios públicos de empleo y se dan de alta como demandantes de otro trabajo o, lo que es lo mismo, personas que solicitan un empleo, pese a que ya tienen uno y están dadas de alta en la Seguridad Social como cotizantes. La empresa de gestión de recursos humanos Randstad afirma que hay 14.715 en Jaén o, lo que es lo mismo, el 19,4% de la cartera de trabajadores en activo que tiene esta provincia. Sin duda, una cifra que resulta muy preocupante, ya que dicta que uno de cada cinco trabajadores no quieren estar en su puesto y se apuntan a los registros oficiales para lograr otro contrato laboral.

los motivos. Haría falta un estudio detallado para detectar las causas que hacen que la provincia jiennense esté entre las que más trabajadores quieren otro puesto de España. Además, posiblemente cada personas que se encuentra en esta situación tendrá sus propios motivos. No obstante, solo hay que hacer un repaso por los grandes problemas que tiene el mercado laboral de la provincia para ver que muchos de los trabajadores se rigen por alguno de estos condiciones.

Por un lado, la contratación temporal reina en la mayoría de los centros productivos. En tiempos de bonanza, solo el 3% de los contratos que se realizaban tenía carácter indefinido frente al 97% de tipo temporal. Ahora —después de la gran depresión económica—, la contratación estable se sitúa en el 1% frente al 99% de los contratos con fecha de despido. De ahí que seguro que muchas personas están cansadas de empleos por un tiempo y buscan una colocación para más tiempo.

Asimismo, los sindicatos UGT y CC OO —en sus constantes comparecencias públicas— no paran de denunciar la tremenda precariedad que existe en el mercado de trabajo. Muchos puestos no tienen jornada completa —se contrata para solo unas horas—. Esto va ligado a bajos sueldos debido a que no se cumple la jornada y, además, en una provincia en la que buena parte de los salarios están por debajo de la media española y se sitúan como los menos generosos del país.

Más movilidad. El análisis de Randstad revela que existe una relación directa entre la formación y la búsqueda de otro empleo. En este sentido, cuanto mayor es el nivel de estudios de los trabajadores, más es el peso de los ocupados respecto al total de demandantes de empleo. Es decir, el 23,7% de los demandantes de empleo con estudios superiores se encuentra ocupado actualmente, lo que supone un aumento de 1,5 puntos porcentuales respeto a 2017 (22,2%). A continuación, se sitúan los empleados con estudios secundarios; el 16,4% de estos demandantes están ocupados, casi un punto porcentual más que hace un año (15,5%), 490.162 trabajadores en términos absolutos. En último lugar se sitúan los empleados con estudios primarios con un 15,1%, 1,1 puntos porcentuales más que en 2017 y un total de 153.450 ocupados demandantes de empleo.

Otro de los factores que analiza Randstad y que influye de manera directa en el estudio de los demandantes de empleo ocupados es el sector en el que los profesionales desarrollan su actividad. En este sentido, destaca el caso de agricultura, que cuenta con el mayor porcentaje de demandantes de empleo ocupados. En concreto, el 35,1% de los trabajadores del sector inscritos como demandantes de empleo ya cuentan con un trabajo, es decir, 122.331 empleados. A continuación, se sitúa el sector servicios, con el 18,1% y un total de 585.728 trabajadores buscando empleo. En el caso de industria, el porcentaje es del 15%.

Algunas claves del estudio publicado

Huelva y granada, las que más

Las provincias de Huelva y Granada son las que registran a más trabajadores que quieren buscar otro empleo. Les sigue Jaén, aunque los datos jiennenses son muy parecidos a los granadinos. Andalucía, con un 16,1%, se encuentra bastante por debajo en este parámetro.

La negociación colectiva será protagonista en la formación

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, asegura que la negociación colectiva debe ser protagonista de la formación e insta a la patronal y a los sindicatos a que, mediante esta vía, creen módulos específicos que contemplen las necesidades formativas de las empresas y que así haya trabajadores “más motivados y formados”. Por eso, animó a las organizaciones sindicales y a las empresariales a que pacten en negociación colectiva qué acreditaciones debe dar el contrato de formación y aprendizaje.

También aseguró que la nueva Formación Profesional se adapta mejor a cada sector y ha recordado que además de la formación acreditable que otorgan los certificados, la FP cuenta ahora también con otros instrumentos que permiten programar contenidos de calidad, como son las especialidades formativas. La ministra afirma que sigue trabajando junto con los interlocutores sociales para llevar a cabo una modificación del contrato de formación y aprendizaje y acercarlo a la negociación colectiva.

UGT culpa a la reforma laboral de los bajos sueldos

UGT cree que la patronal “no quiere entender” que los salarios deben crecer como la productividad. “La patronal prefiere seguir con el ajuste y fijar los aumentos salariales de cada año a tanto alzado de manera irracional sin tener en cuenta la evolución de la productividad y haciendo abstracción de que llevamos cuatro años creciendo y solo se han beneficiado las empresas”, según ha señalado el sindicato en un comunicado.

En un comunicado, la organización sindical que lidera Pepe Álvarez ha hecho hincapié en que ahora los salarios no crecen, “porque se ha roto la correa de transmisión de la negociación colectiva”. Bajo su punto de vista, se ha desmontado la negociación colectiva, “el principal instrumento de distribución de la renta en las empresas”, por la reforma laboral. Para el sindicato, que la patronal mantenga esta posición “irracional” se debe a que se siente “fuerte” en la negociación colectiva gracias a la reforma laboral que se aprobó hace unos años.